El mandatario salvadoreño Mauricio Funes negó estar induciendo al voto, cuando lanza sus críticas hacia el partido ARENA, y dijo que como presidente de la República, tiene la obligación de orientar a la población, de cara a las elecciones presidenciales de 2014.

“Exhorto a la población que defienda las conquistas sociales, me siento con solvencia moral de pedirle  a la población que apoye a candidatos que apoyan los programas sociales, esto no significa estar en campaña, si no orientar a la población”, expresó.

Funes señaló que el candidato presidencial del presidencial de ARENA, Norman Quijano tiene  “doble moral”, ya que por un lado asegura que continuará con los programas sociales, pero por otro lado los diputados de su partido bloquean iniciativas sociales y recordó que AREN atrasó la aprobación de dos préstamos para el sector salud y agricultura.

Entre otros temas, el presidente dijo respetar las intenciones de la Asamblea Legislativa de incrementar su presupuesto para 2014.

“Soy resputuoso de la independencia de los Órganos de Estado, lo único que puede hacer es reaccionar si contradice la política de austeridad”,  acotó y dijo que de aumentarse el presupuesto del congreso para el próximo año solo haría un llamado para que se reconsidere la acción y se tome en cuenta al país, para ahorrar en los rubros que sea posible.