Busca responsables. Mauricio Funes, presidente de la República, espera que las investigaciones dejen al descubierto a los responsables de firmar contrato “amañado”.

La demanda del FMLN
José Luis Merino, dirigente del FMLN, anunció el domingo pasado que el partido prepara una demanda contra el director ejecutivo de la ANEP, Arnoldo Jiménez. Merino consideró que Jiménez emitió “declaraciones abusivas”.
“No estoy acusando a nadie. La fiscalía tendría que investigar por lo menos tres tipos de delitos: incumplimiento de deberes, estafa y defraudación de la hacienda pública. Será el fiscal quien decidirá si abre o no un expediente.”
Mauricio Funes
presidente de la República
El presidente de la República, Mauricio Funes, anunció ayer que está coordinando acciones con la Fiscalía General de la República (FGR) para que investigue por lo menos tres delitos que podrían estar relacionados en el contrato entre LaGeo y la empresa italiana Ente Nazionale per l’Energia Elettrica (Enel).

Según el mandatario, los delitos que se deberían investigar son: “incumplimiento de deberes, estafa y defraudación de la hacienda pública”. Aunque aclaró que no estaba acusando a nadie. Asimismo, explicó que el fiscal general, Luis Martínez, decidirá si abre o no un expediente sobre el caso.

No obstante, durante su discurso ayer en la entrega de 9.23 kilómetros del by pass en Usulután, Funes dijo que su administración dará los nombres, “caiga quien caiga”, de los responsables de haber firmado un contrato “amañado” que no pasó por la Asamblea Legislativa, según lo establece la Constitución.

El pasado 19 de enero, Funes manifestó, en su programa radial, que solicitará a la fiscalía que investigue las actuaciones del expresidente de la CEL Guillermo Sol; de Jorge Zablah, expresidente de LaGeo; y de Tom Hawk, quien se desempeñó como delegado de la banca en la directiva de la CEL. Además, a todos los funcionarios durante el gobierno del expresidente arenero Francisco Flores.

Un tribunal de París ya confirmó el laudo de la Corte de Arbitraje Internacional a favor de Enel. Con ese fallo, la empresa Inversiones Energéticas S.A. (INE), subsidiaria de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), debe permitir que Enel obtenga un 53% de las acciones de LaGeo. Por el momento, Enel tiene un capital social del 36%, indicó el mandatario.

Funes ha manifestado que agotará todos los recursos legales antes de entregar el patrimonio salvadoreño a la empresa italiana. “Voy a poner al descubierto toda la cloaca que está detrás de ese contrato y toda la podredumbre que está detrás de ese contrato”, aseguró ayer el jefe de Estado.

El expresidente de la CEL, al ser consultado ayer sobre el caso, expresó: “El presidente Funes está totalmente equivocado”. Además, indicó que esperará el informe de la fiscalía para dar declaraciones más detalladas.

Por su parte, Hawk aseguró a LA PRENSA GRÁFICA que el proceso realizado para seleccionar a la empresa italiana Enel fue “público” y “transparente”.

“Si hay derivaciones penales de esto, que sea la fiscalía quien lo determine. Yo no puedo hacer más. Yo lo único que puedo hacer es poner al descubierto esta corrupción, esta estafa, esta privatización”, insistió Funes.

El mandatario recordó que con las ganancias que produce LaGeo anualmente, el Gobierno obtiene recursos para pagar el subsidio de la energía eléctrica.