“En este conflicto  no tiene nada que ver el Ejecutivo ni el pueblo, no se puede privar al pueblo de recursos que vienen a ayudar al desarrolla de la zona costera”, señaló hoy el presidente de la República,  Mauricio Funes, al ser consultado sobre la posible incidencia que podría tener el conflicto entre las salas de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en la otorgación de un segundo compacto de FOMILENIO.

De acuerdo con el mandatario, la junta directiva de la Corporación Reto del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés), ha manifestado que el conflicto no influirá al momento de decidir en la entrega de un nuevo pacto.

Funes dijo que el pasado domingo viajó a Estados Unidos el secretario técnico de la Presidencia de la República, Alexander Segovia, quien recibió información de que la situación no afectará las negociaciones que están en trámite.

“Segovia dice que como resultado  de la reunión salió muy optimista porque aprobaron la propuesta gubernamental y ya se está en la recta final”, expresó el presidente; sin embargo, dijo que respeta las declaraciones emitidas, recientemente, por la embajadora de Estados Unidos en El Salvador,  sobre el conflicto.

Aponte dijo que la MCC toma en cuenta aspectos como el Estado de Derecho y la fortaleza institucional  para otorgar un compacto y dejó entrever que el conflicto podría poner en riesgo FOMILENIO II.

El conflicto entre ambas salas inició el 24 de julio con la admisión en la Sala de lo Constitucional de dos demandas contra el presidente del Órgano Judicial, Salomón Padilla. La admisión, 15 días después, en la Sala de lo Contencioso de las demandas contra 10 magistrados fue entendida por los constitucionalistas como una reacción a las demandas contra Padilla. Después, la Sala de lo Constitucional declaró inaplicables las demandas admitidas contra la elección de la mayoría de sus miembros.

El Secretario de Asuntos Estratéticos, Hato Hasbún, reaccionó también hoy ante las declaraciones brindadas por parte de la embajadora de los Estados Unidos, Mari Carmen Aponte.

“Nosotros respetamos los espacios de las demás instancias del Estado. A nosotros nos interesa que la situación esté totalmente equilibrada y tranquila para el ejercicio gubernamental; pero respetamos los espacios y la independencia de las demás instancias del Estado”, dijo Hasbún.