El gobernador del departamento de Chalatenango, Carlos Alvarenga Márquez, renunció a su cargo ayer, según él, para dedicarse a sus asuntos personales.

Durante una entrevista telefónica el exfuncionario público manifestó que su renuncia era de carácter irrevocable y que su puesto lo asumiría el vicegobernador Luis Fernando Trujillo Alas el lunes 17.

Márquez tenía tres años y cinco meses de fungir en el cargo y dijo que su renuncia no obedecía a presiones laborales ni políticas, sino que se retiraba para dedicarse a su familia y a sus asuntos personales.

Confirmó que tras su renuncia le realizarían una auditoría de todos los recursos que recibió cuando fungió como gobernador de Chalatenango.

El funcionario sostuvo que durante su gestión hubo algunos logros como la coordinación interinstitucional la cual anteriormente no se daba en el departamento. También aseguró que siempre mantuvo una muy buena relación con todos los alcaldes y con las diferentes comunidades del departamento.

“A pesar de no contar con los insumos apropiados, hemos realizado el trabajo y la gente ha visto que los atendimos y respondimos a sus necesidades”, aseguró Alvarenga Márquez.

Añadió que su renuncia era una idea que la venía meditando desde hacía algún tiempo y no la había hecho oficial debido a que había adquirido algunos compromisos como gobernador, por eso la hizo oficial hasta ayer.