El acuerdo para un préstamo precautorio con el Fondo Monetario Internacional (FMI) cerraría sin mayores intentos por parte del Gobierno para adecuar las metas económicas establecidas.

“Ahorita que el acuerdo ya va a expirar no tiene mucho sentido estar tratando de renegociar un acuerdo que ya está a menos de tres meses de su expiración”, dijo Carlos Acevedo, presidente del Banco Central de Reserva (BCR).

El acuerdo fue puesto en pausa en abril porque las metas de gasto público fueron superiores a lo establecido como parte del acuerdo. Desde entonces, el Gobierno ha presentado al menos dos propuestas nuevas para recuperar el rumbo de las finanzas públicas, sin que el FMI haya tomado una decisión.

Desembolsos

El retraso para reactivar el préstamo precautorio con el FMI atrasó dos desembolsos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por $100 millones y del Banco Mundial (BM) por $150 millones. Ambas operaciones están en proceso, según lo que explicó Acevedo.

En el caso del BID, el multilateral decidió hacer una evaluación independiente de la economía salvadoreña.

El BM requerirá más tiempo. Este organismo tomó la decisión de guiarse por la evaluación del FMI: “la carta que envió el Fondo al Banco Mundial lo que dice es que hubo dificultades para cumplir las metas, no acusa al Gobierno de tener la culpa y que hay riesgos de que la cosa pueda complicarse más”, detalló Acevedo.