Decepción. Liverpool y Tottenham fueron eliminados ayer en la cuarta ronda de la Copa FA del fútbol de Inglaterra.

En un día de sorpresas para la cuarta ronda de la Copa FA de fútbol inglés, el Liverpool y el Tottenham Hotspur cayeron ayer ambos ante rivales de categorías inferiores, mientras que el Chelsea salvó la cara solo gracias a un tardío gol de Fernando Torres que le dio un empate.

El Liverpool sufrió quizá la mayor vergüenza al caer por 3-2 ante el Oldham de la League One, la tercera división, mientras que los “Spurs” cayeron ante el Leeds United y el Chelsea empató 2-2 con el Brentford, también de tercera división.

El Oldham adelantó el marcador en el minuto dos gracias a una acción de Matt Smith. Luis Suárez igualó 15 minutos después, pero ya en tiempo de descuento del primer tiempo Smith volvió a adelantar al Oldham.

A los tres minutos del segundo tiempo, el Oldham amplió su ventaja con un tanto de Reece Wabara.

Joe Allen recuperó un tanto para el Liverpool, pero aunque Steven Gerrard dio contra el travesaño en el minuto final, el equipo nunca pudo encontrar el gol del empate.

El Leeds United, de la segunda división, dio en tanto una nueva sorpresa en la Copa inglesa al derrotar por 2-1 al Tottenham.

El Leeds mandaba 2-0 en el minuto 50 de partido gracias a los tantos de Luke Varney y Ross McCormack.

Clint Dempsey redujo distancias para el equipo de la Premier League, pero el equipo local aguantó bien la presión y avanzó a los octavos de final.

En el otro partido de la jornada, Torres anotó en el minuto 83 para salvar la cara del Chelsea ante el modesto Brentford y lograr un empate 2-2.

Los “Bees” (abejas) adelantaron el marcador a los 42 minutos con un gol de Marcello Trotta. Luego, tras el empate de Óscar, un penal de Harry Forrester cuando faltaban 17 minutos para el final dio nuevas esperanzas al Brentford.

Pero a siete minutos del final, Torres anotó con un lanzamiento lejano a la escuadra superior del arco que llevó la resolución de la eliminatoria a un “replay”.