Sin salario. Un total de 60 médicos residentes del Hospital Zacamil no han recibido sus salarios de enero y febrero.

Sesenta médicos residentes del Hospital Nacional Zacamil y los estudiantes de medicina en internado, que tienen plazas remuneradas, no han recibido sus salarios de enero y febrero, reconoció ayer Jesús Portillo, director del centro médico.

“Es cierto, no se les ha pagado a los residentes, pero ¿por qué no se les ha pagado?, porque no han presentado sus documentos completos”, detalló Portillo.

La dirección del Zacamil asegura que algunos residentes no han presentado título y no han gestionado el número provisional de la Junta de Vigilancia de la Profesión Médica. No fue proporcionado el dato sobre el número de profesionales que no han cumplido con los trámites.

“Si yo no entrego lo que tengo que entregar para que me paguen, la responsabilidad es mía, porque ellos ya son profesionales, y no se les va a andar siguiendo, cada quien tiene su responsabilidad”, recalcó Portillo.

Los papeles de los estudiantes del internado fueron entregados completos al Ministerio de Salud, pero va en el mismo paquete de los residentes, por lo que, cuando falta un documento, afecta a todos, explicó Portillo.

La documentación de los galenos ya fue enviada a la Dirección de Hospitales, asegura el director del Zacamil, y esa unidad avalará la transferencia.

Los médicos residentes, en proceso de especialización, son fundamentales para el funcionamiento de un hospital, pues supervisan tratamientos y dan atención a pacientes. Cada especialización médica consta de tres años en los que los doctores cumplen funciones laborales.

Paralelamente que asisten al hospital-escuela, los médicos residentes están matriculados en una universidad donde cancelan hasta $175 mensuales y al final del proceso les otorgarán título.

Los doctores lamentan que la “burocracia” impida que les hagan efectivo su pago. Afirman que la falta de documentación se comprende en los residentes de primer año, porque es primer ingreso, y no tiene porque afectar a los de segundo y tercer año.

Los residentes afectados afirman que la economía de sus familias e hijos ha sido afectada por la situación. “Algunos son papás o mamás y ellos mantienen a sus familias prácticamente y eso es desventajoso. La mayoría incluso pagamos universidad y uno se atrasa (con el pago mensual)“, dijo un médico residente.

Consultado al respecto, Milton Brizuela, presidente del Colegio Médico, lamentó la situación de los residentes, pues afirma que el salario del hospital es la única fuente de ingresos de los médicos, en esa fase de su carrera.

Brizuela desconoce que falte liquidez en el Estado o sea un problema con la asignación de las plazas, y piden al ministerio establecer una mesa de diálogo para encontrar una solución.

Hace dos semanas, el Colegio Médico recibió la información que los médicos residentes de los hospitales de San Bartolo y Soyapango tampoco habían recibido el salario de enero.