Incentivan. El Ministerio de Salud busca motivar a las madres a que amamanten a sus hijos, ya que es el principal alimento para los recién nacidos.

El Hospital San Juan de Dios de San Miguel se convirtió en el tercer centro hospitalario del país en contar con un banco de leche para la atención de los prematuros, que no pueden ser amamantados por sus madres.

Anteriormente se había inaugurado este servicio en los hospitales de Maternidad, en San Salvador, y el San Juan de Dios de Santa Ana.

La ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, manifestó que es necesario que se retome la cultura de la lactancia materna.

“Hay que volver a motivar a las madres a que retomen la cultura de la lactancia y hacerles consciencia de que es el mejor alimento de los recién nacidos”, dijo.

Paul Molina, encargado del banco de leche del hospital, dijo que entre 10 y 15 madres llegan a diario a donar, pero esperan poder atraer a más personas.

Acumulación

El médico señaló que desde finales del año pasado han logrado acumular casi 50 litros de leche materna. En la segunda semana de marzo comenzarán a funcionar, debido a que aún tienen que capacitar a los encargados para efectuar el procedimiento.

La leche debe pasar por un proceso de pasteurización a través de biberón o sondas. “Es una gran satisfacción contar ya con el banco de leche, es un reto bien grande y no vamos a dejar desprotegidos a los bebés, ya que hoy podemos salvar vidas. Esperamos que las mamás comprendan este nuevo concepto”, aseguró.

Ofrecimiento

Ana Josefa Blanco, directora del Centro de Apoyo a la Lactancia Materna (CALMA), dijo que pretenden colaborar con el proyecto dándoles facilidades a las donantes. “Desde hace años venimos acompañando este esfuerzo, que se consolida cada día y con el que se busca salvar la vida de todo niño prematuro. Pretendemos plantearle al Ministerio de Salud que toda madre que está dispuesta a donar podamos ir hasta su casa para ir a traer los frascos”, explicó Blanco.

José Ruales, representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS), expresó que con la implementación de los bancos de leche, el país se ha colocado a la par de otras naciones centroamericanas, como Guatemala, Costa Rica y Nicaragua, y apuntó que están desarrollando muchos programas que promuevan la lactancia materna.