El debut. Boca Juniors revirtió un marcador adverso el sábado para ganar a Quilmes en el inicio del torneo Clausura 2013 del fútbol argentino.

El Newells Old Boys venció ayer al Independiente por 1-3 en la jornada inaugural de la Liga argentina de fútbol y le impidió que levantara cabeza en la situación más crítica de la historia del equipo rojo, cerca como nunca antes del descenso de categoría.

Ignacio Scocco (en los minutos 16 y 77) y Pablo Pérez ('82) anotaron los goles de la formación rosarina, mientras que Cristian Tula ('20) anotó el del equipo de Avellaneda.

Cuando igualaban a uno, el delantero del Independiente Ernesto Farías falló un penalti, hecho que desmoronó a su equipo, superado por la ambición ofensiva y la velocidad de los futbolistas dirigidos por Gerardo Tata Martino.

En el Independiente debutó el delantero colombiano Juan Fernando Caicedo, quien salió al campo en la segunda parte y desequilibró a la defensa del Newells, hasta que Gabriel Heinze le cometió una falta sancionada con el penalti que malogró Farías.

El bajón futbolístico y anímico del conjunto de Américo Gallego, que está en zona de descenso, contagió al futbolista antioqueño, cuyo entusiasmo se diluyó rápidamente.