El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó a El Salvador de "ejemplo inspirador y socio fuerte" de su país, en una entrevista exclusiva publicada hoy en un periódico local salvadoreño.

Obama, de gira por Latinoamérica, llegará el martes a El Salvador en visita oficial procedente de Chile.

"El Salvador es un ejemplo inspirador de reconciliación nacional y de reacomodo político sin violencia", afirmó Obama en declaraciones a "La Prensa Gráfica", al opinar sobre el traspaso de poder presidencial que se escenificó en 2009 de un partido de derecha a uno de izquierda.

Por otra parte, Obama calificó a El Salvador como "socio fuerte" de Estados Unidos en sus esfuerzos por "combatir el narcotráfico, el crimen organizado y la violencia de las pandillas en la región".

Estados Unidos y El Salvador han tenido una relación convulsa. Entre 1980 y 1992, etapa en la que se desarrolló la guerra civil, los gobiernos estadounidenses apoyaron al ejército que combatió duramente la contrainsurgencia.

Sin embargo, en la actualidad, pese a que el gobierno salvadoreño es de la izquierda ex guerrillera, Washington lo ha incluido en la llamada Iniciativa Asociación para el Crecimiento (Partnership for Growth), al igual que naciones como Corea del Sur y Singapur, que lograron gran avance económico y social.

El izquierdista partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) se ha "regocijado" públicamente por la visita de Obama a El Salvador, lo que consideran "muy positivo", lejos de su anterior retórica "antimperialista".

Obama detalló, además, que Estados Unidos está listo para trabajar como "socio" de Centroamérica, cuando se presente este año una estrategia regional contra el crimen organizado. Esta sociedad se logrará también con esfuerzos conjuntos de países como México, Colombia, España, Chile, Unión Europea y Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros.

En Estados Unidos residen entre 2,5 y 2,7 millones de salvadoreños, quienes envían 3.500 millones de dólares en concepto de remesas familiares, lo que representa el 17 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), que apuntala la maltrecha economía local.

Obama comprometido con una reforma migratoria integral en EUA

El presidente estadounidense, Barack Obama, expresó este lunes en Santiago su compromiso con una amplia reforma de las leyes migratorias de su país que permita, entre otras cosas, abordar la situación de los inmigrantes indocumentados, latinoamericanos en su mayoría.

"Estoy comprometido con una reforma amplia que permita dar seguridad a nuestras fronteras, que refuerce nuestras leyes y que aborde (la situación de) los millones de trabajadores indocumentados viviendo en la sombra en Estados Unidos", dijo Obama en un discurso en la capital chilena.

"Somos una nación de inmigrantes, por lo que siempre alcé la voz contra los sentimientos anti-inmigrantes. Pero también somos una nación de leyes, por eso no cesaré en mi empeño de resolver nuestro deficiente sistema migratorio", argumentó.

Obama llegó a Chile procedente de Brasil este lunes, en la segunda etapa de una gira por Latinoaérica que seguirá y culminará en El Salvador.

En Estados Unidos viven unos 10,8 millones de inmigrantes indocumentados, según cálculos del Departamento de Seguridad Interna. De ellos, dos tercios son hispanos.

EUA y Latinoamérica no pueden quedar "atrapados" por su historia

Estados Unidos y América Latina no deben quedar atrapados por nuestra historia, dijo este lunes el presidente estadounidense Barack Obama, en una conferencia de prensa en Santiago junto al presidente chileno, Sebastián Piñera.

Estados Unidos y América Latina "no deben quedar atrapados por nuestra historia", dijo el mandatario estadounidense al ser interrogado sobre si pediría perdón por el papel de Washington en el cruento golpe de Estado que el 11 de septiembre de 1973 derrocó al presidente socialista Salvador Allende e instaló en Chile la dictadura de Augusto Pinochet, que se extendió por 17 años.

Obama elude pedir disculpas a Chile por intervenciones de CIA

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, eludió hoy pedir disculpas a Chile por las intervenciones de la CIA en este país sudamericano.

"No puedo hablar de todas las políticas del pasado", aseguró, consultado por la prensa durante su visita al palacio de La Moneda, escenario del golpe militar de 1973 que derrocó al presidente Salvador Allende.

Obama, tras valorar el apoyo de Washigton al crecimiento de Chile, admitió sin embargo que "es importante aprender de la historia".

La opción de que Obama pidiera disculpas a Chile fue planteada por líderes políticos de la oposición de izquierda, quienes evocaron que Estados Unidos entrenó a los militares que violaron los derechos humanos en este país.

"Tenemos desafíos en el futuro", insistió Obama, quien fue secundado en esa postura por el presidente chileno, Sebastián Piñera.
Previamente, el líder cubano Fidel Castro había escrito una reflexión en la que también abordó el tema.

"Tomando en cuenta que uno de sus ilustres predecesores, Richard Nixon, promovió el golpe de Estado (en Chile) y la muerte heroica de Salvador Allende, las torturas y el asesinato de miles de personas, ¿pedirá el señor Obama excusas a pueblo de Chile?", escribió Castro.

Noticias relacionadas:

Presidente chileno pidió a Obama que EUA firme TLC con Colombia y Panamá

Obama descata a Chile como una de las "historias más exitosas" de la región

Aeropuerto Comalapa funcionará parcialmente mañana