Foto por AFP - Aízar Raldés

Mapa de localizacióin de las zonas afectadas por las inundaciones en Bolivia

1 de 2
  • Mapa de localizacióin de las zonas afectadas por las inundaciones en Bolivia

  • Trabajadores de los servicios de rescate buscan entre 50 casas destruidas por un deslizamiento de tierras en Bella Vista, al sur de La Paz, el jueves 28 de enero.

Mapa de localizacióin de las zonas afectadas por las inundaciones en Bolivia
Las fuertes lluvias e inundaciones que dejaron en las últimas semanas unos 10 muertos y 22.000 familias afectadas en 5 de los 9 departamentos bolivianos, llevaron al Gobierno a decretar la "emergencia nacional", lo que permitirá desbloquear rápidamente la ayuda para los damnificados.

"Se declara situación de emergencia de carácter nacional en todo el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia, debido a los efectos adversos de inundaciones, riadas, granizadas, deslizamientos y desbordes de ríos que se vienen suscitando en el país", indicó un decreto aprobado por el presidente boliviano, Evo Morales, y su gabinete de ministros.

El decreto señala que la emergencia nacional se aplicará con énfasis en las regiones más afectadas por las lluvias e inundaciones: La Paz (oeste), Santa Cruz (este), Cochabamba (centro), Chuquisaca (sureste) y Beni (noreste).

La declaratoria de emergencia implica la movilización de personal adicional de defensa civil y militares, la asignación extraordinaria de recursos económicos estatales y la obtención de financiamiento de países y organismos internacionales para enfrentar los desastres climáticos.

El poder ejecutivo también "autoriza la exención del pago total de los tributos de importación a las donaciones destinadas a la atención de la emergencia declarada, a favor del Ministerio de Defensa".

La oficina de Defensa Civil, en su último reporte, informó que se registraron unos 10 muertos desde principios de enero, principalmente por ahogamiento en zonas inundadas, y más de 22.000 familias afectadas.

Cerca de 40% del total de familias afectadas se encuentran en la fértil región de los llanos de Santa Cruz, aunque una de las principales preocupaciones del Gobierno se dirigía hacia el departamento amazónico del Beni, donde confluyen los principales ríos bolivianos y que desembocan en el Río Madera o Madeira de Brasil.

Asimismo, el poblado de Trinidad, de unos 120.000 habitantes y capital del Beni, se encontraba en alerta, porque el nivel de las aguas se encontraba a pocos centímetros de rebasar diques en dos comunidades cercanas: las de Puerto Almacén y Loma Suárez.

Entre tanto, las labores de emergencia civil se concentraron este viernes en una barriada al sur de La Paz, donde las lluvias provocaron el jueves un deslizamiento de tierra que destruyó unas 70 casas, habitadas por 118 familias, sin dejar heridos ni muertos.

De acuerdo a los pronósticos del estatal Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología, las lluvias continuarán durante el mes de febrero.