El Salvador - Julio 30, 2015

GD Radio

Enfermedades y consecuencias de la radiactividad

Una baja dosis de radiación puede ya cambiar la herencia genética y desencadenar cáncer a largo plazo. Los científicos debaten qué dosis de radiación puede provocar esos daños.

13 de Marzo de 2011 a la(s) 15:42 / DPA/Tokio, 13 mar

 

Las emisiones radiactivas de una determinada magnitud son dañinas para la salud y incluso mortales, ya que pueden destruir las células.

Los daños son diferentes y dependen de la duración, el tipo y la fortaleza de la radiación. Los expertos diferencian entre daños agudos y consecuencias posteriores.

Una baja dosis de radiación puede ya cambiar la herencia genética y desencadenar cáncer a largo plazo. Los científicos debaten qué dosis de radiación puede provocar esos daños.

Especialmente la leucemia y los cánceres de tiroides, de pulmones o de pecho son consecuencias posibles posteriores.

Sin embargo, los daños menores de la herencia genética pueden superarse.

Las exposición a dosis más altas de radiación provoca sin embargo fiebre, malestar, quemaduras de la piel y la región bucal, así como caída del pelo, hemorragias internas y en el peor caso, la muerte.

Las consecuencias de una radiación de gran parte del cuerpo o de todo el organismo se denominan enfermedades por radiación. La intensidad de la emisión se mide normalmente en gray (Gy), que indica la medida de radiación absorbida por el tejido.

A partir de un gray, el cuerpo reacciona relativamente rápido con malestar, fiebre y diarrea. Si afecta a la médula ósea puede haber hemorragias e infecciones.

Una dosis superior a cinco grays afecta sobre todo al tracto intestinal, aunque con un tratamiento adecuado los afectados pueden recuperarse.

En el caso de una radiación a todo el cuerpo con más de seis Gy, las opciones de supervivencia incluso con un tratamiento adecuado son bajas. A partir de los 15 Gy, no hay tampoco posibilidades de sobrevivir.

Quizá te pueda interesar

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.