Irán considera que el envío de misiles antiaéreos Patriot por la OTAN a la frontera de Turquía con Siria forma parte de unos preparativos que pueden provocar una “guerra mundial”, dijo ayer el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Sayed Hasan Firuzabadi.

Según el máximo mando militar de Irán, con su previsto despliegue de misiles Patriot en Turquía la OTAN “hace planes para una guerra mundial, y eso es muy peligroso para el futuro de los seres humanos y de la propia Europa”, manifestó en declaraciones difundidas por la agencia estudiantil iraní, ISNA.

“Cada uno de esos Patriot (cohetes) es un punto negro en el mapa del mundo y están colocados con intención de causar una guerra mundial”, agregó Firuzabadi.

El militar sirio instó a Estados Unidos y Europa a retirarlos de la zona de Oriente Medio y el golfo Pérsico “antes de que se inicie un gran incendio”.