Foto por

Esparcimiento. Durante dos horas los jóvenes compartieron momentos de alegría junto a sus compañeros.

1 de 3
  • Esparcimiento. Durante dos horas los jóvenes compartieron momentos de alegría junto a sus compañeros.

  • “Argolla india”. Este juego puso a prueba la puntería y las habilidades físicas de los alumnos de tercer año de bachillerato.

  • Sana diversión. Los estudiantes del Complejo Educativo Delgado desarrollaron diferentes actividades y juegos culturales en los que también participaron los docentes.

Esparcimiento. Durante dos horas los jóvenes compartieron momentos de alegría junto a sus compañeros.
La cancha de baloncesto del Complejo Educativo Delgado, en Ciudad Delgado, se convirtió en el escenario para que 12 secciones de bachillerato pusieran a prueba sus habilidades y destrezas deportivas durante la inauguración del programa “Juegos tradicionales salvadoreños”. Esta actividad se desarrolló con un fin social, cultural y educativo: propiciar la sana convivencia, el compañerismo y la práctica de valores dentro de los salones de clases.

Esta iniciativa surgió debido a la falta de una asignatura donde los alumnos pudieran practicar algún deporte. La coordinadora de cultura Rosaura de Ramírez propuso a las autoridades de la institución educativa la creación de un programa en el que se revivieran algunos juegos tradicionales de la cultura salvadoreña con el objetivo de contribuir al esparcimiento de la comunidad estudiantil. “La idea era que los jóvenes pudieran salir de la rutina de estudios y competir sanamente con alumnos de otras secciones”, afirmó De Ramírez.

El proyecto fue aprobado casi de inmediato. El comité cultural en coordinación con la municipalidad de Ciudad Delgado preparó la dinámica que consistió en que las secciones debían representar un juego de la cultura salvadoreña, entre ellos: arranca cebolla, canicas, trompo, limbo, el sombrero sin cabeza, argolla india, mimos, entre otros.

La labor de motivar a los estudiantes estuvo a cargo de los presidentes de cada aula. Ellos organizaron a los equipos y establecieron el juego y las reglas que los representarían. La clave para llevar a cabo esta actividad fue la unión, el esfuerzo y el trabajo en equipo.

Johana Lisseth Najarro, de 18 años y presidenta del tercer año de bachillerato técnico, se encargó de dirigir a su grupo en el juego “Los trillizos”. “Las tardes de juegos tradicionales nos ayudarán a involucrarnos en actividades positivas”, expresó.

La disposición, entusiasmo y apertura demostrada por los jóvenes ha propiciado que este programa se lleve a cabo cada trimestre. “Hemos conocido un poco más sobre la cultura salvadoreña y también hemos fortalecido los lazos de amistad con todas las secciones del complejo”, manifestó Jocelyn Stefany Ayala, estudiante de tercer año de bachillerato.

Para María Silvana Chicas, subdirectora de la institución, el programa ha dejado muchos beneficios a la comunidad estudiantil, ya que se han puesto en práctica los valores como la paz, el compromiso, la solidaridad y el compañerismo. “Queríamos rescatar algunos juegos de la cultura salvadoreña. Pero nuestra sorpresa fue que la actividad fue más allá de eso, unió a los alumnos para poner a prueba su creatividad y esfuerzo”, concluyó Chicas.

El Complejo Educativo Delgado continuamente está fortaleciendo y creando espacios para desarrollar el deporte y la recreación. La institución cuenta con su selección de fútbol y realiza excursiones con el fin de profundizar los conocimientos que los estudiantes reciben dentro de los salones de clases.