Un juez argentino declaró ayer constitucional la Ley de Medios Audiovisuales y ordenó levantar la medida cautelar que mantenía en suspenso la aplicación de esta ley que enfrenta al Gobierno argentino y a Clarín, el mayor grupo multimedia del país, informaron fuentes oficiales.

El juez federal civil y comercial Horacio Alfonso dictaminó la constitucionalidad del artículo 161 de la ley de medios, que obliga a los grupos mediáticos a deshacerse de las licencias de radio y televisión que excedan el máximo previsto por la norma, aprobada por el Congreso hace tres años.

El fallo judicial supone un duro revés para el grupo Clarín, que hasta la fecha ha logrado frenar la aplicación de este artículo gracias a una medida cautelar, que fue prorrogada por la Cámara en lo Civil y Comercial la semana pasada.

La Ley de Medios Audiovisuales fija para los medios privados de difusión nacional un tope del 35% del mercado en cobertura de televisión de aire y un 35% de abonados en televisión de cable, 10 licencias de radio, 24 licencias de televisión por cable y una de TV por satélite.