Sin puntos. Tres derrotas es la cosecha de la sub 17 en Guatemala.

Ítalo Hernández/ Franklin Zelaya

Enviados

Guatemala

La selección sub 17 de El Salvador quiere evitar a toda costa terminar última del torneo UNCAF que se disputa en San Miguel Petapa, Guatemala. Para ello, solamente el triunfo ante Nicaragua le sirve.

En la interna azul y blanco se habla de cerrar con honor el torneo, de conseguir al menos un triunfo en la última jornada, pero saben que el equipo nica no será un rival fácil.

Los nicaragüenses llegan al partido con serias posibilidades de quedarse con una de las dos plazas aún disponibles (Honduras, que descansa, amarró el boleto hace dos fechas) para el premundial de la CONCACAF que se disputará el próximo año en Panamá.

Hasta el momento los nicas suman dos puntos en la tabla de posiciones, tras empates ante Guatemala y Costa Rica; con un triunfo ante el combinado cuscatleco llegarían a cinco puntos y tendrían que esperar la definición del duelo entre ticos y chapines en el juego de fondo para saber su futuro.

Los locales suman cinco puntos y pueden ser jueces del torneo. Un empate ante Costa Rica esta tarde clasifica a los dos equipos, pero si el triunfo es de los guatemaltecos, aparte de clasificarse como segundos de la pentagonal, pueden meter a los nicaragüenses al premundial si estos ganan a El Salvador.

Jugadores y cuerpo técnico del combinado salvadoreño quieren dejar de lado todo este tipo de especulación y no servir de peldaños.