Facebook, la mayor red social del mundo, caía ayer el 3.72% hacia la media sesión en el neoyorquino mercado Nasdaq tras expirar el cuarto plazo de limitación de venta de sus acciones desde su atropellado estreno en bolsa el pasado 18 de mayo.

Los títulos de la firma que dirige Mark Zuckerberg restaban $1.05 para cambiarse por $27.19 cada uno, comparado con los $38 a los que debutó en bolsa, aunque ha logrado moderar la caída desde su oferta pública de venta de acciones (OPV), cuando alcanzó hasta el 28.5%.

El retroceso de la red social que conecta a unas mil millones de personas en todo el mundo se produce el día en el que los propietarios de 156 millones de sus acciones, principalmente trabajadores de la empresa e inversores previos a la OPV, pueden empezar a deshacerse de ellas.

Esta es la cuarta vez que expiran plazos de prohibición de venta de las acciones de Facebook, una cláusula común que busca evitar que salgan al mercado demasiadas acciones de una empresa justo después de su estreno en bolsa, puesto que podría presionar a la baja su precio.