Ventaja. Los Knicks apuestan por clasificar hoy a las semifinales de la NBA a costillas de los Celtics.

J. R. Smith quizá haya alterado el rumbo de la serie por falta de criterio. Ciertamente modificó sus planes para la semana. Al soltarle un codazo a Jason Terry de Boston durante el tercer partido del enfrentamiento, Smith se ganó una suspensión que dejó a los Knicks de Nueva York sin su segundo mejor anotador para el cuarto duelo, el domingo.

Los Knicks no tuvieron suficiente ofensiva sin él y perdieron 97-90 en tiempo extra. Terry, que no es el Sexto Hombre del Año (como sí Smith), encestó los disparos importantes desde la banca.

De haber estado Smith, quizá esta serie hubiera acabado en cuatro partidos.

“Quizá”, dijo Smith ayer. “Habría podido jugar golf ”. En cambio, practicaba para el quinto enfrentamiento.

Los Knicks recibirán hoy a los Celtics, en su segundo intento de cerrar su primera victoria en una serie de playoffs desde 2000. “Queremos terminarla”, dijo el líder anotador Carmelo Anthony. “Llegamos hasta aquí, hicimos nuestro trabajo los primeros dos partidos, hicimos el trabajo como visitantes. Tenemos la oportunidad de acabarla aquí, en nuestra cancha”.

Los Knicks ganaron los primeros tres partidos, conteniendo a los Celtics a un promedio de 75 puntos, antes que Boston despegara –en cierta medida– el domingo. Los Celtics anotaron 54 tantos en la primera mitad y ganaban por 20 a principios del tercer período antes de que su ofensiva se congelara, y fueron limitados a 30 puntos en el tercero y cuarto períodos.