Foto por Foto de LA PRENSA/Francisco Alemán

Frustración. Agricultores visitaron una vez más el Salón Azul para oír un debate infructuoso y ver cómo no se ratifica aún el préstamo para Agricultura.

1 de 7
  • Frustración. Agricultores visitaron una vez más el Salón Azul para oír un debate infructuoso y ver cómo no se ratifica aún el préstamo para Agricultura.

  • Visitas de madrugada. La viceministra de Ciencia y Tecnología del MINED, Erlinda Hándal, llegó al congreso para ver que se aprobara una ley.

  • A cualquiera se le va. La diputada suplente de ARENA Patricia Salazar botó el café sobre su laptop. Cosas del desvelo.

  • Regalos de Navidad. La Asamblea aprobó en una maratónica sesión plenaria un paquete de decretos que incluyen un nuevo cobro para los propietarios de cualquier tipo de vehículo, todo avalado de madrugada.

Frustración. Agricultores visitaron una vez más el Salón Azul para oír un debate infructuoso y ver cómo no se ratifica aún el préstamo para Agricultura.
La Asamblea Legislativa aprobó ayer una serie de decretos y nuevas leyes que significan más cobros para un sector de la población durante un madrugón legislativo que incluso llegó hasta el amanecer en el Salón Azul.

Una sesión plenaria que inició con un breve concierto de la Orquesta Sinfónica de El Salvador acabó entre bostezos, hastío y debates que nada cambiaron el rumbo de las decisiones.

Ni el préstamo de Agricultura se aprobó, ni se pudo detener el nuevo cobro para los propietarios de vehículos. Tampoco ninguna palabra de ningún diputado detuvo la aprobación de una Ley de Desarrollo Científico y Tecnológico que obtuvo 48 votos a las 3:38 de la mañana, cuando mucha población dormía.

El diputado del FMLN Sigfrido Reyes, quien es el presidente de la Asamblea Legislativa, prometió el día en que asumió ese cargo que no iba a hacer más madrugones como los hacían sus antecesores. En la sesión plenaria que duró de jueves a viernes, esa promesa fue rota.

Los diputados, muchos de ellos agotados, protagonizaron escenas que reflejaron su cansancio, como el legislador de ARENA Roberto d’Aubuisson, quien no soportó el sueño durante la madrugada y se durmió en uno de los sofás del salón VIP. Se dio un “pestañazo”, como él mismo escribió en su Twitter minutos después.