Crisis. La destitución de cuatro magistrados, que habían declarado inconstitucional varias leyes relacionadas con la depuración policial, ha convulsionado el ambiente político.

4
magistrados fueron destituidos en diciembre por el Congreso Nacional.
“Nadie nos ha comunicado oficialmente nuestra destitución, nos sentimos en nuestro cargo.”
Rosalinda Cruz
magistrada destituida
“Hay violaciones a los derechos humanos en cuanto al irrespeto al principio de inocencia.”
Ramón Custodio
comisionado de DDHH
El conflicto político-institucional que vive Honduras desde que el Congreso Nacional destituyó en diciembre a varios miembros de la Corte Suprema de Justicia se agravó ayer cuando cientos de manifestantes impidieron el acceso a la Corte de varios magistrados y demandaron la destitución de todos sus miembros, mientras la institución posponía el pleno de jueces ante la imposibilidad de reunir a sus miembros.

La única magistrada de Corte que logró ingresar al edificio fue Rosalinda Cruz, quien se cuenta entre los cuatro jueces destituidos en diciembre.

“Si siguen estos hostigamientos es posible que tomemos la determinación de solicitar asilo político en la embajada de España o en otra embajada, porque esto es una persecución política”, dijo.

La jueza se presentó en su puesto de trabajo y afirmó: “Nadie nos ha comunicado oficialmente nuestra destitución, nosotros nos sentimos en nuestro cargo y vamos a enfrentar las intimidaciones que estamos sufriendo”.

El cuarto juez destituido se encuentra fuera del país y los jueces nombrados en sustitución de los destituidos no se presentaron a sus puestos. Marco Antonio Bhady, presidente de la Confederación Nacional de Patronatos de Honduras que organizó decenas de autobuses para bloquear la Corte, dijo: “Estamos manifestándonos en contra de que se reintegren a labores los magistrados culpables del desorden judicial y responsables de leyes que perjudican a los campesinos y contrarias a la depuración policial porque están coludidos con los poderes fácticos y contra el pueblo”.

El diputado del gobernante Partido Nacional, Tomás Zambrano, dijo que los destituidos deberán esperar que la Corte Suprema conozca el recurso de amparo y “respetar” la resolución.

“El recurso de amparo les dará la razón al Poder Legislativo o le dará la razón a los magistrados, que están solicitando que se les restituya”, subrayó.

Mientras que a los magistrados recién nombrados les pidió que “tengan confianza”, ya que el Parlamento los respalda.

El comisionado de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, expresó que le ha solicitado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos medidas de protección para los destituidos.