Detenciones. Tres personas fueron detenidas por la PNC acusadas de formar parte de la banda conocida como El Tigre, que opera en la zona norte de San Miguel cometiendo robos y extorsiones en diferentes municipios.

4
ataques armados contra unidades del transporte colectivo durante el inicio de 2013. La PNC considera que la banda estuvo detrás.
9
personas capturadas ligadas a la banda El Tigre. El supuesto cabecilla, Matías Soto, es buscado desde hace tres años.
La Policía Nacional Civil (PNC) informó sobre la detención de tres hombres acusados de pertenecer a la banda conocida como El Tigre, que opera en la zona norte de San Miguel, ligada a robos, extorsiones y ataques en contra de autobuses del transporte colectivo que recorren diferentes municipios de dicho departamento y también de Guatajiagua (Morazán).

El reporte policial indica que los capturados fueron identificados como Joel Anselmo Vásquez Gómez, de 23 años; Eliseo Argueta Nolasco, de 25; y Milton Barahona Martínez, de 20.

El inspector Luis Baltazar Pineda Cardona, oficial de servicio de la PNC, señaló que a los hombres se les capturó por estar vinculados a un caso de extorsión, pero no descartó que después se les acumulen delitos como robo y los ataques a autobuses ocurridos días atrás. “Esta banda viene operando desde hace mucho tiempo en la zona. Lo que estamos investigando son los orígenes de la banda, otros miembros y quién la lidera, por lo que estamos en persecución de ellos”, dijo Pineda, quien no especificó los lugares donde se realizaron las detenciones.

El inspector explicó que debido a la situación geográfica de la zona, la banda tiene muchos miembros dispersos en diferentes municipios lo que facilita su accionar. La policía no determinó si a los hombres les habían decomisado algún tipo de armamento.

Con las capturas de los últimos días suman ya nueve supuestos miembros del grupo organizado que han sido detenidos.

Buscan a cabecilla

Fuentes policiales confirmaron días atrás a LA PRENSA GRÁFICA que la banda es liderada por un hombre llamado Matías Soto Padilla, apodado “el Tigre”, quien es buscado desde hace más de tres años por la PNC por delitos como asalto, robo y homicidio. Según las investigaciones policiales, también estaría tras el ataque a los buses de rutas del transporte colectivo.

Según las fuentes, Soto ha amenazado a empresarios debido a la resolución del pasado 12 de enero contra seis de los integrantes de la banda, quienes fueron enviados a prisión de manera temporal por el Juzgado Especializado de Instrucción de San Miguel acusados de extorsión y tenencia ilegal de armas. Entre los detenidos está María Armida Zelaya Martínez, quien trabajaba como despachadora de buses en la terminal de San Miguel, a quien se le acusa de haber recogido dinero de extorsiones.

Otros de los procesados son Jeremías Argueta y su hermano Moisés Argueta, Cristian Daniel Ventura Díaz, Noé César Fuentes Sorto y el adolescente Hugo P.

En lo que va del año se han contabilizado cuatro ataques a buses, ligados al supuesto grupo de extorsionistas. El más reciente ocurrió el lunes 14 de enero contra un microbús de la ruta 316 en Chapeltique (San Miguel) y que ocasionó cinco lesionados. Ese mismo día, en el municipio de Carolina, un bus de la ruta 317 fue advertido con disparos al aire para que parara, pero el motorista hizo caso omiso. No hubo lesionados.

Producto del ataque a la ruta 316, el transporte colectivo de pasajeros de la zona norte de San Miguel estuvo paralizado tres días como medida de protesta.

El 11 de enero en el municipio de Chilanga (Morazán) un hombre disparó 20 veces contra un bus. El conductor resultó ileso.