El Salvador - Julio 26, 2017

LPG Radio

Clasificados

Más señales de beatificación de Monseñor Óscar Romero

Social
  • El Salvador
  • / Social

En Catedral. La cripta de Monseñor Óscar Arnulfo Romero sigue siendo permanente visitada por varios de sus devotos.

El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe dice que con el papa Francisco el proceso va más acelerado.

27 de Julio de 2013 a la(s) 6:0 / Mario Enrique Paz

Archivado en

Los exámenes doctrinales sobre la beatificación de Monseñor Óscar Romero llegaron a su final. Así lo confirmó Gerhard Ludwig Müller, el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano.

La Iglesia ya no tiene reparos ni objeciones con la doctrina social del sacerdote salvadoreño asesinado el 24 de marzo de 1980. “Considero a Óscar Arnulfo Romero un gran testimonio de la fe y de la sed de justicia social”, dijo Müller en una entrevista que publica Vatican Insider.

La causa de beatificación de Romero fue presentada al Vaticano en 1996, por el entonces arzobispo salvadoreño monseñor Arturo Rivera y Damas, ya fallecido.

Desde entonces el proceso ha pasado por varios estancamientos por la revisión de su doctrina social, principalmente. Se comprobó que Romero no tenía filiaciones políticas ni tendencias comunistas, como se le acusó. También se cuestionó la utilización como estandarte político por varios sectores. Y se estableció una lucha legítima en favor de los pobres por parte del arzobispo.

“Esta es la doctrina de la Iglesia. Incluso la Constitución Gaudium et Spes, emanada del Concilio Vaticano II, había reafirmado que todos los hombres son criaturas de Dios con los mismos derechos y con las mismas posibilidades para acceder a los bienes de la naturaleza, a los bienes de la creación y de la cultura. El obispo Romero, en cada una de sus intervenciones, repetía solamente esto”, dijo Müller, en la entrevista.

En abril pasado, otra señal de que el proceso marcha con mayor prisa que antes se dio cuando monseñor Vincenzo Paglia, postulador para la causa de canonización de Romero, adelantó que el papa Francisco había pedido “desbloquear” el proceso.

El prefecto de la Doctrina de la Fe confirmó que el interés de Francisco parece ser mayor que el del resto de los papas, sin embargo, aseguró que la causa ha llevado el debido proceso.

“El proceso relativo al ‘nihil obstat’ (objeciones) doctrinal en la congregación procedió con normalidad y ya bajo Benedicto XVI tuvo una aceleración decisiva. No hay que olvidar que en 2007, en su viaje hacia Brasil, el papa Ratzinger dijo claramente que él consideraba a Romero digno de ser beatificado. Ahora, con papa Francisco, el proceso procede con mayor velocidad en la congregación para las Causas de los Santos”, dijo Müller.

Sin politizar

Tras el anuncio de Paglia en abril, las reacciones en El Salvador fueron diversas. Hasta el presidente Mauricio Funes viajó al Vaticano para entrevistarse con Francisco.

En ese mismo contexto, monseñor Jesús Delgado, copromotor de la causa de beatificación de Romero, pidió que no se comenzara a politizar el caso.

La noticia de abril subió los ánimos de la curia salvadoreña y despertó diferentes reacciones en todos los sectores, religiosos y no religiosos.

“Tanto así que hasta los que no lo quieren hoy dicen que sí... y si la noticia cae como un bólido en medio de la campaña, que ya estamos, puede ser manipulada”, explicó Delgado en esa ocasión.

Romero ya es denominado en muchas partes como San Romero de América. Además de la reproducción literaria de sus homilías, la vida del arzobispo asesinado también ha sido llevada al cine.

Más de tu interés
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.