Crimen.Un pandillero que ingresó el 31 de mayo al centro penal de Ciudad Barrios, San Miguel fue asesinado el pasado viernes.

Selvin Ulises Flores, de 31 años, fue asesinado a golpes el pasado viernes por la tarde en el interior del penal de Ciudad Barrios, jurisdicción de San Miguel, donde están recluidos los miembros de la pandilla que recientemente fue declarada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, como una estructura delincuencial transnacional y además sancionó económicamente a seis de sus principales cabecillas, quienes están recluidos en dicho penal.

De acuerdo con el jefe regional de la Policía Nacional Civil (PNC), Fritz Martínez Flores, el reo fue asesinado por miembros de la misma pandilla por haber formado su propia estructura en las zonas rurales de Yologual y El Farolito, La Unión, lo que habría disgustado a los cabecillas de la misma organización.

No obstante, el jefe de la región oriental de la Fiscalía General de la República (FGR), Germán Arriaza, aseguró que en el marco de la investiganción no descartan que hubo participación de custodios, como el reciente caso en el penal de Apanteos, Santa Ana, en el que un reo fue vapuleado por personal del centro penitenciario y falleció días después.

Según explicó Arriaza, el pandillero tenía ocho días de haber ingresado a Barrios, tras ser capturado mediante una orden judicial el 31 de mayo, por los delitos de homicidio y agrupaciones ilícitas.

Las autoridades informaron que Flores está relacionado en el homicidio de Reina Isabel Castellón, de 20 años, a quien las autoridades tenían fichada como miembro de la misma pandilla. Por el hecho que ocurrió a inicio de este año, Flores estaba siendo procesado en el Tribunal Especializado de San Miguel, pero además, se le atribuyen otros homicidios.

Flores se encontraba recluido en la celda siete, del sector tres del penal; sin embargo, fue asesinado en uno de los pasillos cercanos a la celda y su reconocimiento por parte del Instituto de Medicina Legal, la Fiscalía y PNC, lo realizaron en la enfermería, a eso de las 4:30 de la tarde.

LA PRENSA GRÁFICA se contactó con el inspector de Centros Penales, Amíber Rodríguez, para conocer sobre el tema, pero remitió a la unidad de comunicaciones de la Dirección General de Centros Penales, quienes no contestaron las llamadas telefónicas.

Extraoficialmente se conoció que pese a la emergencia, las autoridades del centro penitenciario no anunciaron la paralización de las visitas, ni las actividades que se desarrollan en el penal.