Fue un dos contra uno y el resultado así lo demostró: Miami Heat derrotó ayer 107-97 a Los Ángeles Lakers con una brillante actuación combinada de la dupla formada por LeBron James y Dwyane Wade, que hicieron entre ambos 62 puntos.

James fue de nuevo la estrella, con 32, y un altísimo porcentaje de acierto, mientras que Wade hizo 30.

Los Lakers aguantaron los tres primeros cuartos, pero sucumbieron en el último, cuando Kobe Bryant, con 28 puntos, ya no encontró colaboración de sus compañeros. James volvió a superar en el duelo personal a Bryant y lleva cinco partidos seguidos con 30 o más puntos, a lo que hay que sumar un acierto combinado en el lanzamiento en los cinco últimos duelos del 71 por ciento.

Heat y Lakers no se caracterizan por sus defensas, así que ambos decidieron apostar por sus fortalezas ofensivas. En los Lakers destacó al principio Earl Clark, el hombre por el que Mike D'Antoni sentó en el banquillo al lesionado Pau Gasol.

Al descanso se marcharon ambos equipos con empate a 53 ya que Lakers no supo aprovechar la ausencia de James, bien cubierta por Wade y Shane Battier.

Con la victoria, Miami alcanza un balance de 34-14 como líder de la Conferencia Oeste. Los Lakers, por su parte, quedan posicionados en el Oeste con 24-28.