Cuando hablamos de sobre hidratación hemos de aclarar que lo que significa es un exceso en cuanto al cuidado, un exceso de producto en nuestro cabello.

Es mejor tenerlo deshidratado que sobrehidratado, ya que lo primero lo solucionas con humectación, pero para lo segundo has de dejar de ponerte cualquier tipo de producto para dejar respirar el cabello y no saturarlo más.

El cabello, al igual que la piel, tiene su ph. En una escala de 0 a 14, 7 es un ph neutro, menos de siete sería ácido (deshidratado). Más de 7 sería alcalino (sobrehidratado), este es uno de los mayores problemas que vemos en Cesc Barcelona. Existe la creencia de que cuanto más tratamientos nos pongamos mejor nos quedará el cabello, eso es totalmente falso.

Para evitar caer en este problema voy a comentar qué necesita nuestro cabello para tener un cuidado óptimo: Tener un solo shampoo de uso (máximo dos) personalizado a nuestro cuero cabelludo y cabello. El tratamiento profundo solo se pone una vez a la semana, máximo dos en cabellos muy, muy dañados, y se deja solo de 10 a 15 minutos. Si lo dejamos una mañana, una tarde (como hace mucha gente) nos sobrehidratará el cabello. El resto de días solo nos vamos a poner un acondicionador (de tres a cinco minutos), ya que este solo penetra a la primera capa del cabello y básicamente nos ayuda a desenredar. Las famosas “ampolletas”, de estas hay de varios tipos. Unas son de uso exclusivamente cada 21 días, el resto puede aplicarse semanalmente, siendo esto lo más frecuente.

Es importante siempre asesorarse con profesionales expertos.