Decorar tu casa no tiene que implicar una gran inversión para ti, ya que con solo algunos materiales y un poco de creatividad puedes crear verdaderos accesorio de gran utilidad para tu hogar. Recuerda que con la recesión económica tienes que ahorrar lo más que puedas, pero esto tampoco quiere decir que dejarás que tu casa luzca desarreglada o con una decoración poco atractiva.

Para decorar tu hogar no necesitas gastar grandes cantidades de dinero, solo tienes que poner un poco de ingenio y verás cómo con un poco de dinero puedes obtener el ambiente de la tendencia que más te guste. Para comenzar ha remodelar los espacios, puedes empezar con detalles pequeños e ir modificando poco a poco los otros acabados y accesorios que servirán de complemento. Una de las piezas con las que puedes comenzar es con los cojines de tu casa, ya que son piezas básicas en casi cualquier espacio y además son realmente fáciles de elaborar. Para hacerlos no hay una regla escrita, ya que todo dependerá del diseño que desees confeccionar. El procedimiento para elaborarlos es prácticamente el mismo para cualquier diseño, ya que por lo general la forma siempre será geométrica, ya sea cuadrada, rectangular o redonda.

Equipa todas las habitaciones de tu casa con cojines hechos por ti y en especial para un espacio determinado, ya que si los haces con las medidas precisas y en los colores que necesitas; el ambiente se verá mucho más personalizado que si los compras ya hechos. Recuerda que si te das a la tarea de hacerlos en casa, ahorras al menos la mitad del valor que pagarías en una tienda por el trabajo ya terminado. La idea es que puedas tener en casa los elementos necesarios para darle confort y estilo, pero a un bajo costo, debido a que ahorrar es una prioridad.

Los materiales los puedes adquirir en cualquier almacén de textiles y te puedes asombrar de su bajo costo, aunque este también dependerá del tipo de tela que usarás y la calidad de misma; pero si quieres los cojines para complementar tus muebles de sala y no encuentras la tela exacta, con el mismo estampado o textura, lo que puedes hacer es buscar una tela que no tenga ningún diseño, relieve o textura y elige mejor una que sea un tanto más barata pero que el color sea muy parecido a tono del tapiz de los muebles. Incluso para lograr que los ambientes se vean más integrados con la decoración puedes elegir solo uno de los colores de la tela de los muebles —si es que el estampado o textura cuenta con varios tonos— y seleccionar una tela que haga juego para combinarla también con la pintura de las paredes; ya verás que estos pequeños detalles pueden hacer que tu casa se vea supermoderna y estética.

Recuerda que los cojines pueden ser utilizados de dos formas, una con fines estéticos o decorativos y la otra funcionales para un espacio; si tienes en claro cuál será el uso que les darás entonces puedes elegir una tela más elaborada, con bordados o con aplicaciones. Pero si es para uso continúo, puedes buscar materiales más resistentes que soporten el uso y sobre todo que sean fáciles de poner y quitar para poder lavar constantemente.

Elaborar un cojín es tan sencillo que no necesitas ningún tipo de experiencia previa para hacerlo, lo puedes hacer con máquina de coser y si no tienes lo puedes hacer a mano, aunque de esta forma el proceso lleva un poco más de tiempo pero el resultado siempre será el mismo. Pon manos a la obra y date cuenta de lo fácil que es decorar y equipar tu casa con una poca inversión. Aquí están los pasos que debes seguir.