Los jardines de la Embajada de Estados Unidos así como los alrededores de la sede diplomática fueron iluminados por fuegos artificiales en el Día de la Independencia estadounidense, el cual se conmemora el 4 de julio y en nuestro país fue celebrado el 2.

Para festejar tan importante acontecimiento, que es una fecha de celebración patriótica y eventos familiares en todo Estados Unidos y los países donde existe una sede diplomática estadounidense, el encargado de negocios de Estados Unidos en El Salvador, Robert I. Blau, y su esposa, Carmen Blau, ofrecieron una elegante recepción, para hacer honor a lo que un día dijo uno de los padres fundadores de la nación, John Adams, que esta fecha debe ser solemnizada con pompa y desfiles, con espectáculos, juegos, deportes, disparos de cañón, fogatas e iluminaciones.

A la fiesta asistieron miembros del cuerpo diplomático, funcionarios del gobierno, estadounidenses residentes e invitados especiales, a quienes la lluvia no les impidió bailar al son de la música interpretada por la Banda de la Fuerza Aérea, de Estados Unidos, quienes sorprendieron con la melodía de Frank Sinatra, “New York, New York”. Además, disfrutaron de un banquete, que acompañaron con finas bebidas y cervezas nacionales e internacionales.