Existen distintas especies y tipos de la pimienta y cada una tiene sus propiedades medicinales, además de ser un condimento común. El tipo (pimienta negra, blanco o gorda) depende de la forma como se recolecta el fruto. El origen de la pimienta está en la India, pero desde tiempos antiguos su uso culinario y terapéutico es popular en Europa. Se le adjudican propiedades contra las bacterias, para mejorar la digestión y las funciones del sistema circulatorio, y otras cosas. La pimienta es de la familia de las piperáceas, de un árbol trepador que crece en zonas húmedas. A la pimienta también se le atribuye la capacidad de quemar grasas y tiene propiedades antioxidantes.

 

Aplicación

La pimienta pippali se considera un afrodisíaco, así como un digestivo y para problemas respiratorios como bronquitis, laringitis, tos y resfriados. La pimienta negra se utiliza para disminuir las flatulencias.

Modo de uso

Para aliviar los dolores de muelas, frote en la zona afectada la combinación en polvo de pimienta negra y jengibre. La pimienta también se puede usar en aceite esencial, infusiones o decocción según la necesidad.