Es uno de los árboles mas antiguos de la Tierra. Es el único sobreviviente de la familia Ginkgoaceae, del cual se utiliza sus hojas, ya sea secas o frescas, de las cuales después de un proceso largo se obtiene un extracto rico en fitoquímicos activos. Los constituyentes activos del árbol del Ginkgo, conocidos como ginkgólidos, interfieren con una proteína sanguínea, el factor de activación plaquetaria. Retrasa el proceso natural de envejecimiento, disminuye los síntomas de Alzheimer y de demencia senil. Pero hay que tomar algunas precauciones en su ingesta. Por ejemplo, no debe utilizarse en embarazo o período de lactancia, personas que toman anticoagulantes deben consultar al médico antes de tomar Ginkgo Biloba. Hay que evitar el Ginkgo dos días antes y dos semanas después de una intervención para impedir las complicaciones. 

Aplicación

El extracto estandarizado de Ginkgo debe tomarse de forma adecuada para ser eficaz. Puede ser necesario un periodo de 12 semanas antes de que los resultados beneficiosos sean evidentes.

Modo de uso

El extracto estandarizado de Ginkgo Biloba puede encontrarse en gotas y cápsulas (más común en estas últimas), las de 60 mg se recomienda tomar dos al día con un tiempo de comida, de preferencia por la mañana o al mediodía.

Fuente: Laboratorios HealthCo www.healthcoproducts.com