La piel es la zona del cuerpo en la que se manifiestan muchas enfermedades internas y sistémicas. Y el prurito —que significa “picazón” u “hormigueo”— es la consulta más frecuente en dermatología.

Este puede deberse a muchas causas, por lo tanto, no debemos confiarnos en que solo se trata de una “picazoncita”, sino más bien debemos preguntarnos ¿por qué pica la piel?

Entre las enfermedades más frecuentes que debemos considerar están:

1) Xerosis: piel seca o envejecida, usualmente presente en pacientes de la tercera edad. Puede deberse a una excesiva resequedad, disminución de la retención hídrica en los ancianos, baja humedad y temperatura.

Por lo tanto, hay que hidratar mucho la piel con emolientes o urea, entre otros, y hacer varias aplicaciones al día.

Asimismo, usar jabones cremosos y de preferencia sin fragancia.

2) Dermatitis atópica: frecuente y recurrente en niños y adultos. Consiste en que el prurito es tan intenso que el paciente hasta puede lacerarse, sangrar y desarrollar alguna infección agregada.

Puede deberse a factores genéticos acompañados de enfermedades respiratorias (asma, hiperreactor bronquial, sinusitis, rinitis, etc.), así como a la alimentación y el ambiente.

La persona siempre debe ser evaluada por dermatólogos, pues la enfermedad es crónica. Se usan antihistamínicos, cremas emolientes e hidratantes, algún tipo de esteroides tópicos e inmunomoduladores.

3) Diabetes y otras enfermedades endocrinológicas como las de la tiroides: muchas veces el paciente consulta por una picazón desesperante a toda hora, la cual produce en su piel laceración y piel roja.

Con una buena historia clínica, que además de la evaluación física se acompaña de exámenes de laboratorio, el dermatólogo contribuye al diagnóstico de la enfermedad.

Si la glicemia está elevada y la TSH alterada, en la mayor parte de casos la piel pica mucho.

4) Insuficiencia renal: un 80% de pacientes en diálisis lo presenta. Tiene piel gruesa, seca, escamosa y quebradiza.

5) Enfermedades paraneoplásicas: picazón que puede manifestarse en enfermedades tumorales, cáncer o linfomas.

6) Escabiosis: producida por ácaros, pica mucho de noche, desespera tremendamente y lacera la piel, la cual se ve arañada. Es contagiosa y debe de tratarse el grupo familiar para su control. Se ve también en personas que viven hacinadas o con falta de limpieza.

7) Prurito vulvar: puede deberse a pediculosis o piojos. Es una patología muy frecuente en adultos mayores y puede acompañarse de un factor emocional bastante fuerte.

8) Psoriasis: enfermedad que se presenta por placas o lesiones rojas de preferencia en cuero cabelludo, codos o rodillas, pero puede afectar el cuerpo entero, respetando las mucosas. Es muy pruriginosa, muy roja y con escamas gruesas blanquecinas. Pica muchísimo, afecta la vida social y la relación con las demás personas. Debe ser manejada por dermatólogos expertos en esta enfermedad.

9) Urticaria, alergia: produce ronchas rojas, pica a toda hora y es producida por alimentos o el ambiente, entre otras causas.

10) Psiquiátricas: yo dejaría en último lugar este tipo de enfermedad. Primero, lo ideal es investigar por qué pica la piel. Y hasta el final, después de haber descartado muchas patologías, quedarnos con que son enfermedades psiquiátricas o causadas por estrés.

Lo importante es llegar a saber por qué la piel pica. Y no pensar que todo es nervios o ansiedad. Hay que consultar a tiempo, ya que nuestra piel es el reflejo de enfermedades internas.