La primera. Pamela Benítez abrió ayer la cosecha de la natación salvadoreña en los Juegos Centroamericanos 2013.

Con tres victorias en la jornada inaugural, la natación salvadoreña calmó dos días de sequía de oro para El Salvador y de paso refrescó las esperanzas de recuperar terreno en los Juegos Centroamericanos San José 2013, que lideran Guatemala, con 58 oros, y Costa Rica, con 52.

Pamela Benítez abrió la brecha en el deporte acuático con el metal dorado en los 400 metros libres tras parar el cronómetro en 4:26.68 minutos en un reñido duelo contra la guatemalteca Gabriela Santis, que se quedó con la plata al registrar 4:27.93. El bronce fue para la chapina Valeri Grust, con 4:30.89.

El segundo festejo de la representación salvadoreña en las piscinas del Hatillo lo activó Rodrigo Suriano con el primer lugar en los 100 metros espalda, con un tiempo de 1:00.22 minutos. Escoltaron al salvadoreño Mario Montoya (Costa Rica) y Daniel Santis (Guatemala), con marca de 1:00.31 y 1:01.43, respectivamente.

El último oro del día, según explicó el entrenador Óscar Moreno, fue inesperado y tuvo como protagonista a Marcelo Acosta en los 1,500 metros libres, donde contra todo pronóstico llegó a la orilla con marca de 16:31.98 minutos.