Decomiso. La imagen de archivo corresponde a la incautación hecha hace poco más de una semana en El Amatillo: 189 kilos de cocaína en otro furgón.

Casos
La Fiscalía General de la República confirmó que investiga a varios empresarios del transporte cuyos furgones han resultado involucrados en decomisos de cocaína hechos en el exterior, principalmente en Costa Rica. Pese a ello, en el país aún no hay detenciones por los casos.
La atención cae de nuevo en la frontera El Amatillo. Otro furgón fue detenido ayer en el paso fronterizo de La Unión con un cargamento oculto de cocaína. Ayer hasta las 9 de la noche agentes de la División Antinarcóticos (DAN) de la Policía Nacional Civil (PNC) habían contabilizado 10 kilos de cocaína, valorados en $250,000.

Es el segundo decomiso en menos de 10 días en la misma frontera, que separa con Honduras. El 5 de diciembre, agentes de la DAN detectaron 189 kilos de cocaína en un furgón con placas panameñas en el que se transportaban dos salvadoreños. La policía calculó que ese alijo, el más grande incautado durante 2012, tendría un costo de $4.7 millones.

El furgón de ayer era de placas Guatemaltecas (C 645BHZ). Era manejado por un ciudadano guatemalteco, que está detenido, identificado como José Manuel Cruz Guzmán, de 24 años. El furgón había salido de Costa Rica y su destino final, según la DAN, era Guatemala.

El vehículo fue intervenido ayer a las 5:30 de la tarde. De acuerdo con agentes Antinarcóticos, un perro entrenado detectó la presencia de sustancias ilícitas durante la revisión. Tras hacer una prueba de campo se detectó que se trataba de cocaína.

Al cierre de esta nota, la DAN esperaba la llegada de fiscales para abrir la rastra del camión y así determinar si había más droga. En cualquier caso, los agentes especulaban que el alijo podría estar muy arriba de los 10 kilos.

Furgoneros en la mira

La incautación en El Amatillo ocurre un día después del decomiso de otro alijo en el que se vio involucrado un camión y motorista salvadoreños. Fue en la frontera de Peñas Blancas, que divide Costa Rica y Nicaragua. En el furgón, con registro en El Salvador (cabezal C 82-732 y rastra RE 10-369), la Policía de Control de Drogas (PCD) de Costa Rica encontró un total de 47 kilos de cocaína, con un precio que rondaría $1.1 millones.

El motorista, que únicamente fue identificado como Acosta Sayés, de 38 años, fue detenido por las autoridades costarricenses.

El hombre es el quinto salvadoreño involucrado en un alijo de drogas que Costa Rica captura en lo que va de 2012. En total, la PCD ha incautado 572 kilos de cocaína ($14.3 millones) a furgones con placas salvadoreñas. Si se toma en cuenta los dos decomisos de 2011, donde también se involucra a nacionales, Costa Rica ha incautado 774 kilos de cocaína de furgones salvadoreños, valorados en $19.3 millones. En lo que va del año, la PCD de Costa Rica ha incautado cerca de 12 toneladas de cocaína.

Esos decomisos fueron reseñados en un amplio reportaje publicado en LA PRENSA GRÁFICA a finales de noviembre. La fiscalía ha abierto expedientes por esos casos, pero aún no hay capturas.

En El Salvador, la cifra es considerablemente menor. El decomiso del 5 de diciembre fue el primero de esa envergadura, en lo que va del año, en la frontera El Amatillo. Por ese alijo fueron detenidos cuatro salvadoreños, entre ellos un menor de edad. Dos viajaban en el furgón panameño y otros dos esperaban dentro de un carro para dar seguimiento.