Rafael Antonio Vásquez, de 29 años, fue condenado a ocho años de prisión por el Juzgado de Sentencia de Chalatenango. Fue hallado culpable de haber intentado asesinar a otro hombre, explicó la Fiscalía General de la República (FGR).

El informe fiscal señala que el hecho ocurrió en marzo de 2012 en el cantón Loma Larga, municipio de La Palma (Chalatenango).

De acuerdo con elementos de la Unidad de Vida de la oficina fiscal de ese departamento, la víctima llegó al lugar para comercializar algunas hortalizas y al momento que contaba el dinero que había recibido se le acercó el imputado, le pidió $5, con los cuales compró una botella de aguardiente en una cantina.

Según testigos, media hora después el imputado volvió y le ofreció un trago de licor. La víctima dijo que aceptó la bebida por temor, ya que tenía conocimiento que el individuo era un miembro activo de una pandilla del lugar.

Posteriormente Vásquez le pidió otros $20 los cuales le fueron negados por el ofendido, quien se dispuso a abandonar el lugar, ante la insistencia amenazante del imputado.

En ese momento Vásquez lo amenazó verbalmente, tomó un objeto contundente y lo lesionó en repetidas ocasiones en la cabeza. La víctima debido a los golpes cayó inconsciente. Luego fue trasladada hacia el hospital de la ciudad de Chalatenango donde estuvo ingresada varias semanas.

Como consecuencia de los golpes perdió el sentido auditivo y la visibilidad del lado izquierdo, confirmó la fiscalía.