Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Entre los más valiosos y útiles estudios de investigación económica y jurídica de nuestro país, cabe mencionar el que con el título “La deuda pública de El Salvador” escribió el doctor Alfonso Rochac.

Se trata de su tesis doctoral, que en 1935 presentó para optar al título de doctor en Jurisprudencia y Ciencias Sociales de la Universidad de El Salvador.

En ese entonces eran autoridades máximas de nuestra Alma Máter los doctores Reyes Arrieta Rossi, José Llerena y Leonilo Montalvo, y jurados del Examen Público los doctores Juan Ernesto Vásquez, Pedro S. Fonseca y Miguel Ángel Alcaine.

La dedicatoria la hizo el autor a distinguidos personajes de la época, como los señores Héctor Herrera, Carlos Menéndez Castro, Agustín Alfaro Morán, Pedro S. Fonseca y Luis G. Chaparro.

El origen de tan importante obra de investigación, según el doctor Rochac, fue que, a mediados de 1931, siendo auditor general de la República don Héctor Herrera, encomendó a uno de sus funcionarios que era el estudiante de Derecho Alfonso Rochac la preparación de una síntesis sobre la Deuda Pública de El Salvador, desde sus orígenes. El trabajo encomendado encontró a uno de los investigadores más completos, no solo por su dedicación al estudio y su privilegiada inteligencia, sino por su pasión por la economía y el derecho. Los obstáculos fueron muchos, pues en ese tiempo se carecía de bibliotecas y archivos, sobre todo después del incendio del antiguo Palacio Nacional. Los pocos datos obtenidos fueron hallados en las colecciones de la “Gaceta del Salvador”, “El Constitucional” y Diario Oficial y, sobre todo en la Recopilación de Leyes Patrias del presbítero y doctor Isidro Menéndez.

Asesorado por el doctor Pedro S. Fonseca que era un conocedor de la materia y aportó excelentes ideas y propuestas, el doctor Rochac emprendió una encomiable labor cuyo plan fue esbozado así: primero, la deuda externa, desde la federal hasta el empréstito de 1922; luego, la deuda externa con pormenores obtenidos en informes, cuadros, mensajes presidenciales, Memorias de Hacienda y ciertos apéndices.

Opina el autor que la deuda pública, dentro del estudio de las finanzas, debe divulgarse para conocer el proceso de enajenación de las rentas, cuyos resultados han sido perjudiciales para la economía nacional.

Muy importantes son los capítulos que el doctor Rochac dedica a la deuda de Centroamérica, a los empréstitos y al concepto que se tenía de crédito público, desde los tiempos del presidente de la República Federal, Manuel José Arce.

Son interesantes, además, las referencias a los contratos sobre el establecimiento de los ferrocarriles que complementan las investigaciones económicas y jurídicas.

En vista de las dimensiones del estudio, el autor, en su parte final, explica la supresión de los datos sobre la deuda interior.

Con esta breve nota rendimos homenaje a uno de los más connotados investigadores salvadoreños, a quien recordaremos siempre como nuestro profesor universitario de Ciencia de la Hacienda y expositor en FUSADES, de temas profesionales de interés general.