Las autoridades de Managua anunciaron ayer que en abril próximo comenzarán el reparto gratuito de tarjetas electrónicas que servirán como boleto de pasajes para el transporte colectivo de la capital nicaragüense.

Las tarjetas de plástico sustituirán a las monedas en los 855 autobuses del transporte público de Managua, que moviliza de 800,000 a un millón de personas al día, dijo a periodistas el director del Instituto Regulador de Transporte del Municipio de Managua (IRTRAMMA), Francisco Alvarado.

“Estimamos que deberíamos estar en abril, mayo a más tardar, ya con el sistema (de tarjetas)”, agregó.

El cambio en el sistema de pago para abordar autobuses será implementado después de que se renueve totalmente la flota del transporte urbano colectivo de Managua, explicó Alvarado.

El IRTRAMMA planea entregar 130 autobuses nuevos en las próximas semanas, con lo que se eliminaría el 100% de los llamados “buses amarillos”, vehículos de transporte escolar descartados en otros países y que eran reutilizados para el transporte público de Managua.

El funcionario municipal mencionó que, entre las ventajas de las tarjetas electrónicas, están descongestionar las filas de abordaje, la seguridad que trae el no cargar dinero en efectivo, la facilidad de recarga de saldo y una mejor atención por parte de los conductores.

Actualmente, el valor del pasaje tiene un costo de 2.50 córdobas ($0.10).

Una de las principales quejas de la población, según Alvarado, es el vuelto o cambio cuando se paga con monedas o billetes mayores al valor del boleto.

Los planes de las autoridades que impulsan el IRTRAMMA son distribuir gratuitamente 800,000 tarjetas en Managua.

Alvarado explicó que, para evitar robos, cada tarjeta será personal, podrá recargarse con el saldo del celular o recibir recargas desde otros teléfonos móviles.