Límite. La Asamblea Legislativa pondría en práctica este jueves, en su sesión plenaria, un preacuerdo de no sobrepasarse de las 10 de la noche en el desarrollo de la reunión semanal en el Salón Azul del congreso.

Los diputados de la comisión política discutieron ayer el método para evitar que las sesiones plenarias se prolonguen hasta las madrugadas, luego de las críticas de la sociedad hacia los legisladores por decidir temas de interés de la nación en horas nocturnas y por el mismo cansancio que denunciaron los diputados de la comisión, luego de prolongados desvelos.

El diputado presidente del congreso, Sigfrido Reyes, propuso a sus colegas que se podrían llevar a cabo dos sesiones plenarias cada semana. En la primera se discutirían y se aprobarían dictámenes y en la segunda se podrían abordar las iniciativas de ley.

Reyes propuso también que se ponga un límite de hora, que oscilaría entre las 9 y las 10 de la noche, para concluir con las plenarias. En los casos en que se queden en la agenda temas de importancia, por acuerdo de los diputados aprobaría continuar con la sesión plenaria al día siguiente.

La mayoría de legisladores de la comisión política vio con buenos ojos la segunda propuesta de Reyes y acordó convocar a la subcomisión de reformas al reglamento interior para que proceda a hacer las reformas normativas necesarias para prohibir que los diputados traspasen los umbrales de la medianoche en las plenarias.

Los parlamentarios aprovecharon el tema para hacer autocríticas y para dejar conciencia en los jefes de grupos parlamentarios para que, según sea posible, los diputados hagan uso responsable del tiempo en sus intervenciones, no utilicen términos insultantes ni se desvíen de los temas.