El presidente salvadoreño Mauricio Funes dijo hoy que espera que la Fiscalía General de la República (FGR) haga una investigación exhaustiva sobre la supuesta venta de partidos de la Selección Mayor de Fútbol, caso por el cual han sido inhabilitados por 30 días 22 jugadores del combinado nacional, que son investigados.

“Estoy casi que convencido que  no solo hay jugadores en este asunto, si no directivos y dirigentes del fútbol nacional, quién influyó y sobre quiénes  debe caer el peso de la ley”, manifestó Funes y dijo que alguien tuvo que haber facilitado el acercamiento de los apostadores a los jugadores.

El presidente dijo que espera que se aplique la ley con dureza sobre quién estén involucrados en el caso y consideró que no solo los jugadores están relacionados con los supuestos amaños.

“Me cuesta creer  que los jugadores, por voluntad propia, fueran a buscar a los apostadores,  debe haber gente que hizo un enlace, esperaría que la fiscalía establezca la responsabilidad correspondiente.

La Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) sancionó por 30 días, el pasado miércoles, a 22 jugadores de la selección nacional, quienes son investigados por su posible participación en la venta de cuatro partidos de la Azul.

La Fiscalía General de la República (FGR) y la Policía Nacional Civil (PNC) allanaron la vivienda de 11 futbolistas durante la noche del miércoles y madrugada del jueves, en busca de evidencias que contribuyan con la investigación que se desarrolla del caso.