Estadísticas. El Gobierno prepara las cifras del cierre del año.

El actual sistema de pensiones y las colocaciones de Letras del Tesoro (LETES) –compromisos financieros de corto plazo– son como la levadura para la deuda pública del Gobierno, porque elevan su carga en la economía.

Datos a octubre del Banco Central de Reserva (BCR) reflejan que los compromisos del Gobierno con diferentes acreedores, sin agregar las pensiones, suma $11,275.5 millones. Cuando a ese total se suman los títulos valor que sirven para pagar las pensiones, entonces la cantidad se eleva hasta $13,352.7 millones.

Hay otra manera de ilustrarlo. La relación entre deuda total y generación de riqueza bajó a octubre pasado: de 44.1% a 43.8% frente a la producción anual.

Cuando se agrega el efecto de las pensiones, la relación es del 56.7%, de tal suerte que por cada $100 que genera la economía, $56.7 se irán directo a honrar la deuda adquirida.

“Ahí no hay absolutamente nada que podamos hacer”, dijo Carlos Acevedo, titular del BCR, sobre lo que significa estar con el sistema actual para pagar a los trabajadores que se han retirado. “Eso está en piloto automático, es una deuda que nos heredó ARENA”, agregó el titular del BCR.

En cuanto a los compromisos de corto plazo, reflejados en las Letras del Tesoro (LETES), ocurre algo similar.

Esta es una herramienta que ocupa el Ministerio de Hacienda (MH) para atender las necesidades de financiarse con efectivo. Durante el año, el saldo de LETES subió a $800.4 millones. Pero además de eso, la ganancia que se ofrece a los inversionistas que las adquieren pasó del 3% a inicios del año a 5.26% en noviembre y esto se debe pagar cada mes.