Audiencia. El papa Francisco recibió ayer al presidente de Israel, Shimon Peres, en un encuentro privado en el Vaticano.

El papa Francisco recibió ayer una invitación para visitar Jerusalén después de haber mantenido una audiencia con el presidente israelí, Shimon Peres. Además hablaron sobre la situación en Siria y Oriente Medio.

Durante su encuentro, discutieron la situación en Siria y Oriente Medio y auspiciaron una “rápida” reanudación de las negociaciones entre israelíes y palestinos, “para que se alcance un acuerdo que respete las legítimas aspiraciones de los dos pueblos”.

Después, Peres se reunió con el secretario de Estado vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, y el ministro de Exteriores del Vaticano, arzobispo Dominique Mamberti.

El papa y Peres también hablaron de Jerusalén, la ciudad santa, de las tres religiones monoteístas, para la que el Vaticano propugna un estatus internacional garantizado.

Sobre Siria, el Vaticano expresó la preocupación por el conflicto en ese país y se abogó “por una solución política que privilegie la lógica de la reconciliación y del diálogo”.

Antes al encuentro, Peres dijo al canal italiano RAI que el papa y la fuerza espiritual de la Iglesia católica podrían jugar un gran rol “en el avance del proceso de paz en Cercano Oriente”.

Peres le dijo a Francisco que la población israelí esperaba su visita y además le pidió al papa: “Rece por todos nosotros”.

Benedicto XVI regresa

Benedicto XVI se trasladará este jueves a su nueva residencia en el Vaticano, anunció la Santa Sede.

El papa emérito, de 86 años, vivió en la residencia veraniega papal de Castel Gandolfo, desde que renunció el 28 de febrero.

Mañana, Benedicto XVI se trasladará en helicóptero y vivirá en la planta baja del monasterio junto a los jardines del Vaticano con personal reducido, detalló el vocero del Vaticano, Federico Lombardi.