Capturas. El pasado 12 de octubre, la policía capturó a estas cuatro personas en el oriente del país por tener en su poder varias cajas de cigarrillos de contrabando de origen chino. Según la PNC, ese es el producto que más prefieren los contrabandistas.

Desde Belice11/06/12
LA PRENSA GRÁFICA viajó a Belice para constatar las oportunidades que brinda ese país a los contrabandistas.
Aumento07/05/12
Las autoridades de Seguridad Pública reconocieron que en el país ha aumentado el consumo de cigarrillos que entran ilegalmente.
El subdirector de Investigaciones de la Policía Nacional Civil (PNC), Héctor Mendoza Cordero, dijo recientemente que desde el pasado 8 de agosto la Policía ha decomisado $1,757,921.04 millones de mercadería que había ingresado al país producto del contrabando.

“Tenemos una unidad anticontrabando que la creamos el 8 de agosto, siempre en coordinación con la empresa privada a escala nacional. Con esta unidad hemos decomisado $1,757,921.04, ese es el valor que nosotros le hemos decomisado a los contrabandistas. Imagínese cuánto impuesto se hubiese dejado de pagar”, dijo el subdirector al hacer un recuento del trabajo de la nueva unidad.

De acuerdo con el jefe policial, la mayor parte del producto decomisado consiste en cigarrillos de marcas chinas que tienen prohibida su comercialización en el país.

Las autoridades de Seguridad Pública calcularon que entre 2010 y 2012 los cigarrillos chinos habían logrado posicionarse con el 13% del mercado salvadoreño. Las tabacaleras autorizadas para comercializar ese producto en el país aseguran que esa cantidad representa unos $10 millones en concepto de impuestos que deja de percibir el Estado.

Investigadores policiales aseguran que el tabaco de contrabando llega por dos vías: una parte proviene de Guatemala, por medio de puntos ciegos; otra cantidad es ingresada al país en contenedores repletos de cigarrillos chinos que son declarados en la aduana en tránsito hacia otros países centroamericanos, pero que terminan siendo descargados en el país en bodegas clandestinas.

De acuerdo con la PNC, existe una investigación abierta contra una red de contrabandistas que opera en el occidente del país, principalmente en el municipio de Candelaria de la Frontera (Santa Ana). Según las fuentes, estas personas trabajan ingresando el producto a través de viviendas que comparten terreno con Guatemala y El Salvador, lo que se conoce como las “aduanitas”.

Mendoza Cordero dijo que la nueva unidad anticontrabando es una medida que responde a la inquietud planteada por la Asociación de Distribuidores de El Salvador (ADES). “Hemos tenido reuniones con los empresarios a través de ADES. Con ellos he trabajado desde la primera vez que yo fui subdirector de Investigaciones en 2006”, señaló.

Según el jefe policial, desde que la unidad fue creada se han realizado 44 procedimientos, en los que se ha capturado a 30 personas vinculadas con el contrabando. Además, de acuerdo con Mendoza Cordero, 14 vehículos han sido incautados por haber participado en ese tipo de actividades.

La Policía dijo que la nueva unidad está compuesta por 24 personas que investigan en las puertas de salida que el país tiene de forma oficial (puertos, aeropuertos y fronteras) y en los puntos ciegos que se comparten con Honduras y Guatemala.

Mendoza Cordero dijo que no puede establecer una comparación con años anteriores porque la PNC no contaba con investigadores dedicados a controlar el contrabando desde hace dos años, fecha en que las anteriores autoridades policiales decidieron desarticular la división de finanzas que existía dentro de la corporación.