La pregunta de cómo se financiará la portabilidad numérica sigue sin respuesta. Ayer el titular de la Superintendencia de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET), Luis Méndez, dijo que sobre el tema “todo está en manos de la Asamblea Legislativa”.

El funcionario aseguró que él ya cumplió con su parte, es decir que elaboró el reglamento de operaciones y el estudio de factibilidad.

“Sigue siendo un poco problemático la fuente de financiamiento. Tiene que haber una fuente de ingresos para la portabilidad”, reconoció.

La SIGET ha presentado a la comisión de economía del parlamento dos propuestas. La primera es similar a la que se ha implementado en Panamá: que el usuario que migra de una compañía telefónica a otra pague de medio centavos a $0.02 al mes.

La otra es que el dinero sea aportado en su totalidad por las empresas telefónicas. Sin embargo, recordó que los diputados no quieren que el financiamiento salga del bolsillo de los usuarios. Méndez expresó que se ha estado reuniendo con los operadores para “hacer un planteamiento en el corto plazo”.