Diversos delitos. Los miembros de la banda delincuencial están siendo juzgados por cometer diversos delitos, desde homicidio hasta extorsión de empresarios.

El juez Especializado de Instrucción de San Miguel, Jorge González, decidió enviar a prisión temporal a 39 personas vinculadas a la banda delincuencial El Tigre, las cuales están siendo juzgadas por 14 casos de homicidio, 18 intentos de homicidios, 30 casos de extorsión y el secuestro de una menor de edad.

La sentencia fue emitida ayer por la tarde, después de que el juez pudo evaluar los elementos probatorios presentados por la Fiscalía General de la República (FGR) durante la audiencia de imposición de medidas cautelares, que se llevó a cabo en ese tribunal antimafia.

En este proceso se está juzgando a 37 reos presentes, 13 de los cuales ya estaban detenidos porque enfrentan otros procesos judiciales, ligados a la misma banda. De igual manera se giró orden de captura contra 11 reos ausentes que son acusados de integrar el grupo delictivo y se puso en libertad condicional a ocho personas por no encontrar suficientes elementos en su contra.

“Se envió a prisión a todos los que estaban acusados de secuestro, homicidio y extorsiones y se les brindaron medidas sustitutivas a ocho personas que solamente estaban acusadas de agrupaciones ilícitas”, explicó González.

Agregó que quienes no serán encarcelados deberán presentarse ante los tribunales todas las semanas, ya que se les tiene prohibido salir del país.

Entre los elementos de prueba que la fiscalía ofreció al tribunal figuran el reconocimiento de reos y las declaraciones brindadas por algunos testigos de extorsión, entre ellos una víctima que fue obligada a entregar $70,000 a cambio de no atentar contra su vida y la de sus familiares.

Entre los procesados se encuentra Matías Sorto Pastora, quien según la fiscalía se desempeñaba como líder de la banda y era quien planificaba los asaltos y homicidios y además realizaba llamadas amenazantes a empresarios de la zona para exigirles diversas cantidades de dinero.

Sorto está acusado de 15 casos de homicidio y de dirigir la red de personas que se dedicaban a extorsionar a empresarios de varios municipios de la zona norte de San Miguel. De igual manera se le imputa un caso de secuestro en contra de una menor, que fue privada de libertad y llevada hacia una zona rural de Morazán. A la banda también se le acusa de la muerte de una empresaria de Carolina.