Procesados. Wilfredo Pérez y Luisa Carrillo, quienes gozan de medidas sustitutivas a la detención, se presentaron al juicio por proposición y conspiración de homicidio.

Testigo
Un grupo de personas pidió ayer la libertad de Pedro Etewaldo Guerrero, testigo en este caso, y lo vincularon con el hallazgo de $14.5 millones ubicados en 2010.
El Juzgado Sexto de Sentencia de San Salvador inició ayer el juicio contra el abogado Wilfredo Pérez y Luisa Carrillo de Najarro, acusados de haber ordenado en mayo de 2009 el homicidio de una fiscal.

Pérez y Carrillo, según la acusación de la Fiscalía General de la República (FGR), contrataron en 2009 a Pedro Etewaldo Guerrero, quien se encontraba recluido en el penal de Mariona por otro caso de homicidio, para que coordinara el asesinato de la fiscal.

“Ellos (Pérez y Carrillo) se contactaron con el señor Pedro Etewaldo y le enviaron un manuscrito con el nombre de la víctima y su dirección. Le ofrecieron $7,000 por el homicidio. Él desiste y decide dar parte a la policía. De esta forma se evita que se atente contra la fiscal”, explicó un fiscal de la Unidad Contra el Crimen Organizado, quien pidió no ser identificado.

Guerrero delató a los supuestos autores intelectuales, que enfrentan cargos por proposición y conspiración en el delito de homicidio, y obtuvo a cambio criterio de oportunidad (beneficios judiciales a cambio de su declaración). Ayer testificó contra ellos ante el Sexto de Sentencia.

Guerrero fue condenado, el 30 de mayo de 2008, a 60 años de prisión por los homicidios de Luis González y Yeni Liset del Tránsito.

La FGR no ha logrado establecer el móvil del intento de homicidio. En un principio, creyeron que Pérez y Carrillo planificaron el homicidio de la fiscal por inconformidad con alguna investigación desarrollada por ella. Después pensaron que la fiscal tuvo problemas personales con uno de los imputados.

Sin embargo, según explicó ayer el fiscal del caso, no han logrado acreditar ninguna de las dos hipótesis.

La vista pública contra los dos imputados continuará hoy.