Derecho
La Constitución establece, en el artículo 11, que los ciudadanos tienen derecho al hábeas corpus cuando “cualquier individuo o autoridad” restrinja la libertad.
La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) informó ayer, mediante un comunicado, que declaró improcedentes las peticiones de hábeas corpus (exhibición personal) planteadas por los diputados David Reyes y Gustavo Escalante, y el dirigente Ernesto Muyshondt, todos del partido ARENA, por supuestos actos de hostigamiento de parte de la Policía Nacional Civil y el Organismo de Inteligencia del Estado.

La sala también resolvió de la misma manera respecto a la petición de hábeas corpus presentada por Miguel Ahués Karrá, exdiputado del partido GANA.

Ambos casos están ligados y se remontan a los días previos a la elección del fiscal general de la República, a finales de noviembre de 2012. Los dos diputados de ARENA denunciaron un supuesto intento de soborno para que dieran sus votos por un candidato determinado para la Fiscalía. Tras ello, presentaron la petición de hábeas corpus a la Sala de lo Constitucional pues dijeron que, tras su denuncia, habían sido víctimas de persecuciones e intervenciones telefónicas.

“Lo expuesto no revela un atentado contra la libertad de las mismas al no aportar un dato objetivo a partir del cual se concrete la comisión de los hechos por parte de las autoridades demandadas”, expusieron los magistrados constitucionalistas en su resolución firmada el viernes pero notificada oficialmente hasta ayer.

ARENA denunció públicamente que GANA estaba detrás de las supuestas compras de voluntades. Uno de los señalados, el exdiputado Ahués, decidió hacer lo mismo y presentó otro hábeas corpus. La sala lo declaró improcedente, al igual que el de Muyshondt, quien aseguró ser perseguido por vehículos desconocidos y el plagio de su correo electrónico.