Retorno. Los diputados de ARENA, GANA y PCN en la comisión de legislación aprobaron restituirle los derechos a Samayoa. FMLN pide esperar fin de juicio.

El diputado de GANA Rodrigo Samayoa podría recibir una cantidad cercana a $30,000 en concepto de salarios no devengados y prestaciones de ley, si así lo reclama el parlamentario, luego de que la Asamblea Legislativa le devuelva el fuero constitucional.

La cantidad de alrededor de $30,000 se desglosaría en el pago de seis salarios de diputado de $4,025.72 (entre septiembre de 2012, cuando fue desaforado, y febrero de 2013). Además, se le podría sumar el bono navideño del congreso, una prestación reglamentaria que consiste en un salario extra, por lo que serían otros $4,025.72, añadido al aguinaldo, que no percibió.

Samayoa fue destituido de la junta directiva del congreso pocos días antes de que se le quitara la inmunidad. Por ello, su salario, mientras no gozaba del fuero, debió ser el de un diputado “de la llanura” y no el de un directivo.

El jefe de fracción legislativa de GANA, Walter Guzmán, aseguró ayer que el legislador tiene derecho a que se le devuelva el fuero debido a que ya se demostró de forma judicial que el legislador está acusado de un delito “menos grave”, por lo que deberá ser juzgado cuando deje el cargo de diputado, en 2015. Guzmán señaló que Samayoa tiene derecho también a que se le restituyan los salarios que no devengó en el tiempo en el que estuvo fuera.

Mientras tanto, en ARENA existe una controversia alrededor del caso Samayoa. El diputado Roberto d'Aubuisson dijo ayer que no existe apoyo de la fracción de ARENA para devolver el fuero a Samayoa. La diputada Ana Vilma de Escobar aclaró de tajo que ella no va a votar por la restitución del parlamentario. Pero el jefe de fracción, Donato Vaquerano, adelantó que si no existe persecución penal por delito grave contra Samayoa, no existen razones por las que el diputado no vuelva.