En una disertación organizada por Scotiabank de El Salvador, en la que se analizó el entorno económico global, destacó el bajo crecimiento que El Salvador registrará en el 2012 de 1.5%, siendo uno de los países con más bajo crecimiento en América y el Caribe.

“La recuperación de la economía global aun es frágil, pero no estamos en un contexto de Apocalipsis o vuelta al año 2008… El Salvador (que crece al 1.5%) es un poco de como se ve desde fuera. Panamá es impresionante como está creciendo ( a tasa de casi 10%)”, contrastó Pablo Bréard, jefe de Inteligencia de Mercados del grupo Scotiabank con sede en Toronto, Canada.

El economista destaco el desempeño de Panamá y afirmo ser un ejemplo de desarrollo basado en una firme política priorizando la infraestructura, convirtiéndose en un referente económico de la zona.

Bréard también subrayo la importancia que economías como la de Brasil tienen en el hemisferio ya representan cerca de un tercio del Producto Interno Bruto (PIB) que se genera en toda América Latina y es uno de los países más preparados para enfrentar crisis externar por la robustez económica que poseen a consecuencia de importantes reestructuraciones económicas por las que ha tenido que pasar.

““Brasil en la reestructuración de la deuda en Latinoamérica fue el país el reestructuró más de $61 millones, y hoy por hoy pasó de ser un país que entró en ‘default’ a ser uno de los principales acreedores de Estados Unidos, es el tercer país con mayor posesión de bonos del tesoro de Estados Unidos”, señaló Bréard.

Uno de los punto que recalcó el ejecutivo se Scotiabank es la importancia que las economías emergente como la India, China entre otra, están obteniendo gran relevancia en la economía mundial y que economía tradicionalmente poderosas como la de Estados Unidos han venido decayendo en su actividad y capacidad de generación de riquezas. “Gracias a cifras del Fondo Monetario Internacional, llegamos a la conclusión que medido en términos de poder de compra o adquisitivo, la economía de Estados Unidos no alcanza a ser ni el 19% del producto Bruto Mundial” señaló Bréard.