Espera. En las próximas horas, Alberto Castillo sería nombrado seleccionador nacional.

Pese a que de parte del comité ejecutivo de la FESFUT ha habido cautela con el manejo de la contratación del peruano Alberto Castillo como nuevo seleccionador nacional, LA PRENSA GRÁFICA conoció que desde la semana pasada hubo una reunión con el estratega inca para iniciar con las conversaciones para llevarlo al banquillo de la Azul mayor.

“Hablamos con él, no determinamos cantidades, pero sí adelantamos que no estábamos en condiciones para cancelar cantidades exorbitantes. En esa reunión, él nos planteó una pretensión monetaria (de salario) y nosotros le bajamos y le dijimos lo que le ofrecemos. Solo falta que concretemos. Hasta minutos antes de firmar podés tener problemas. Solo hace falta que firme. Por privacidad él (Castillo) nos pidió que mantuviéramos en el anonimato las cantidades. Al firmar contrato es que él ha aceptado nuestra oferta”, apuntó un dirigente del comité ejecutivo de la FESFUT que confió la información en plática exclusiva con este matutino.

Mañana por la tarde, la dirigencia de la entidad rectora del balompié nacional celebrará su reunión habitual. Allí podría confirmarse el tema del timonel inca en quien se ha depositado una cuota de confianza porque cumple con el perfil expuesto por la FESFUT en cuanto a un entrenador que conozca las realidades del balompié salvadoreño para evitar que venga un técnico del extranjero a empezar a conocer a los jugadores. FESFUT ya tuvo una experiencia desagradable con el mexicano Juan de Dios Castillo, quien en tres meses no terminó de conocer a los jugadores cuscatlecos. Siempre tuvo líos para armar el equipo titular para los partidos del combinado nacional en la eliminatoria.

Incluso, debido a que no tenía un conocimiento pleno de sus jugadores, tuvo que reunirse con técnicos de primera división para que le dieran recomendaciones sobre qué jugadores podría llamar al proceso de selección absoluto.

El comité ejecutivo de la FESFUT le retiró el apoyo al mexicano y aseguró que no había confianza para que el azteca siga en el cargo de seleccionador. Eso no dejó de incomodar a Juan de Dios, quien ya hace más de una semana se retiró del país sin comunicar a sus empleadores.

FESFUT elevó el caso del azteca a la FIFA para evitarse líos con el tema de la dualidad de contratos con el cargo de seleccionador cuando se fiche al nuevo timonel de la Azul, quien debutará el próximo mes en Copa Centroamericana de UNCAF, en Costa Rica.

El jefe del departamento jurídico de la FESFUT, Fredy Lizama, aseguró que ha intentado comunicarse con Juan de Dios para aclarar puntos sobre su abandono laboral, pero el azteca no ha respondido a los llamados del jurista federativo. Por ahora no está claro si el exseleccionador nacional regresará al país en los próximos días.