La modelo intenta dar el ejemplo a sus hijas. “No me gustaría que mi hija de tres años me pidiera almorzar un chocolate”, aseguró.

A solo dos meses de haber dado a luz a Sienna, su segunda hija, la modelo Adriana Lima logró ponerse en forma para participar en el Victoria's Secret Fashion Show del final de 2012.

La brasileña de 31 años lució las piernas largas y su figura curvilínea, aunque tras su amplia sonrisa se esconden horas y horas de trabajo duro, asegura Midieta.com.

La bella modelo reveló que muchas veces se le hizo difícil ir al gimnasio, ya que a pesar de ser fanática del ejercicio, se sentía cansada. Entrenó entre cuatro y seis horas al día toda la semana, sobre todo trabajo abdominal y cardio.

En cuanto a la dieta, la brasileña considera que “uno es lo que come” y que a la larga el cuerpo lo manifiesta con colesterol o diabetes. Por eso su alimentación es sana y asistida por un nutricionista. “Mi trabajo es estar en forma y comer sano”, dijo.