El Salvador - Julio 25, 2017

LPG Radio

Clasificados

Tag + centros escolares

El dinero público, ese que nos cuesta tanto a todos, es sagrado y debería respetarse en todos los ámbitos.

Carta editorial

En El Salvador hay 1,138 centros escolares que no tienen ni cañerías instaladas para que les llegue agua potable. En esas instituciones estudian 153,908 alumnos. Los hombres y las mujeres que dirigen estas escuelas se ven obligados a recurrir a diferentes métodos para suplir una necesidad básica para la educación. El castigo de estudiar y dar clases sin agua potable lo cargan, sobre todo, las escuelas rurales.

El castigo de estudiar sin agua

La violencia también ha traspasado los muros escolares. Solo en 2013 hubo 83 casos de agresiones a miembros de la comunidad educativa:28 homicidios, ocho amenazas, seis hurtos, dos desaparecidos, seis detenciones, cinco lesiones, un robo y un caso de violación. Hace cinco años, un manojo de instituciones creyó que plantas y semillas podían mejorar el refrigerio escolar, pero, más que eso, se convirtieron en una alternativa para manejar la agresividad. Más allá de cosechar una zanahoria o un tomate, estas parcelas de tierra se transforman en el lugar donde algunos niños desahogan la violencia a la que los expone su entorno.

Semillas que educan

Hay centros escolares que rechazan a cientos de estudiantes porque sus aulas ya rebasan la capacidad instalada. Muchos de estos niños y jóvenes que no alcanzan matrícula se quedan sin estudiar, sus padres prefieren eso a poner en riesgo su seguridad, debido a las fronteras dictadas por las pandillas. Este 2013 fue el último año escolar completo para la actual administración del Ministerio de Educación. Aunque haya iniciado una estrategia con la que pretende resolver este y otros problemas, todavía es incipiente.

Desbordados 

Una mujer prefiere que su hijo pierda el año escolar y no que pierda la vida por arriesgarse a cruzar tierras que a fuerza de violencia y miedo los pandilleros creen suyas.

Por un cupo en la escuela