Abultado. Metapán fue irrespetado hace dos días en Opico por Juventud Independiente. Los caleros se llevaron un 6-1 adverso.

Aun cuando a Metapán ya lo han derrotado con marcador abultado en torneos anteriores, la goleada en contra del domingo pasado, por 6-1 ante Juventud Independiente, encendió las alarmas de preocupación en el equipo. La intranquilidad reina por el hecho de que apenas fue en la segunda fecha del certamen. Alianza y Atlético Marte golearon al plantel metapaneco en torneos anteriores, pero ocurrió al cierre de la primera vuelta o en el inicio de la segunda.

Ayer, el vicepresidente de los caleros, Rafael Morataya, y su compañero de junta directiva y alcalde de Metapán, Juan Samayoa, estarían presentes en el entrenamiento del plantel.

“Queremos pedir explicaciones a los jugadores por esa derrota de locos que les han metido. Queremos estar en el entreno para analizar, para ver qué pasó, porque no es para tanto”, apuntó Morataya, quien en torneos anteriores ocupó el cargo de presidente en ese plantel.

“Fueron muchos goles. Por allí vi que Ricardo Alvarado (zaguero) había dicho que no se sentían cómodos con la línea de tres en zaga. Queremos ver qué fue lo que pasó. Es vergonzosa esa goleada que les metieron”, agregó Morataya.

Por su parte, el técnico del equipo calero, Edwin Portillo, antes que todo ofreció disculpas a los medios de comunicación por no haber brindado declaraciones en San Juan Opico luego de la caída por 6-1 ante Juventud Independiente.

“Fue una tarde para el olvido. Ciertos jugadores no cumplieron a cabalidad y en eso quizá es la molestia. Estamos con la idea de reivindicarnos para el próximo partido (mañana), ante Águila. Lo vergonzoso fue la goleada. Ojalá que eso no se repita”, externó “Bochinche”.

En el caso de Eliseo Quintanilla, quien llegó al equipo a la mitad de la semana anterior y de cara al juego ante Juventud Independiente, Portillo señaló que es un jugador que ha entendido que existe un compromiso en Metapán.

“Él está trabajando bastante en lo físico porque es en esa parte donde él necesita, porque lo demás lo tiene. Es muy temprano lo que nos ha pasado ahora y ojalá que no vuelva a pasar en el torneo. Muchos dicen que hay que tomarlo por el lado positivo porque apenas inicia el campeonato, pero ojalá que no se repita”, señaló el entrenador del equipo calero.

“Precisamente porque somos los campeones nadie nos va a venir a jugar fácil. Ningún partido será fácil para un equipo campeón. Eso quiere decir que hay que prepararse el doble. Eso se lo dije a los jugadores después del partido”, concluyó el entrenador del plantel jaguar.

Por su parte, Héctor Mejía, volante experimentado del equipo metapaneco, apeló a la falta de entrega para argumentar sobre la caída abultada ante el plantel opicano en el inicio del Clausura 2013.

“Hay que reconocer que el rival fue mejor, fue superior. Ahora hay que trabajar. Ante Águila podemos levantar la cabeza para seguir por la buena línea. Cada uno aceptó los errores que se cometieron”, afirmó el volante de marca.